Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Por una negociación americano-soviética

El Departamento de Estado norteamericano ha reiterado el pasado miércoles, por medio de su portavoz, el "firme propósito" de Estados Unidos de "iniciar, antes de fin de año, negociaciones con la Unión Soviética para el control de los euromisiles". La decisión norteamericana de producir la bomba de neutrones, añadió el portavoz, no ha modificado este propósito, que tiene como objetivo "conseguir acuerdos equilibrados y fiables con la Unión Soviética". De la misma manera, el portavoz norteamericano ha rechazado las quejas surgidas a este lado del Atlántico, señalando que la nueva arma no permitirá a Estados Unidos "limítar una guerra nuclear al territorio europeo". "Es ridículo", ha dicho, "contemplar un conflicto nuclear en Europa en el que no estén implícados los Estados Unidos". (...)¿Está dispuesta al diálogo la Unión Soviética? Un reciente comentario de la agencia Tass así parece darlo a entender, aunque sin que se pueda obtener una respuesta definitiva.

Para desarmar es preciso estar armado. El no armamento unilateral no ha asegurado nunca, al menos en Europa, la seguridad y la paz. Para llevar el equilibrio de fuerzas al nivel más bajo posible, fórmula mantenida por el Gobierno francés (que, dicho sea de paso, y sin perjuicio de la participación de ministros comunistas, mantiene una postura de discreción y sangre fría en esta controversia), aún es necesario que exista voluntad de negociar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de agosto de 1981