Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dirigentes polacos Kania y Jaruzelski se entrevistan con Breznev en la península de Crimea (URSS)

Ayer llegaron a la Unión Soviética, en visita oficial, el primer secretario del Partido Obrero Unificado de Polonia (POUP, comunista), Stanislaw Kania, y el primer ministro polaco, general Wojciech Jaruzelski. La llegada de ambos coincidió con el anuncio oficial -hecho ayer por la mañana en Moscú- del próximo inicio de unas grandes maniobras militares del Ejército y la Marina soviéticos en las cercanías de la frontera polaca.

Kania es el único líder comunista del este de Europa que aún no ha pasado por la residencia estival de Breznev en Crimea, como marca la tradición veraniega. Los dos líderes polacos fueron recibidos en el aeropuerto de Simferopol por el ministro soviético de Exteriores, Andrei Gromiko.Según se cree, el general Jaruzelski no acompañará a Kania hasta las orillas del mar Negro, sino que se quedará en Moscú, en contacto con otras instancias del poder.

Ayer tarde los medios de comunicación soviéticos aún no habían recogido la noticia de la visita de los dos máximos líderes polacos, pero esto.no constituye ninguna sorpresa: lo normal es, precisamente, que la información se dé una vez hayan concluido las conversaciones con Breznev.

El primer secretario del POUP era esperado en Crimea -según lo afirmaban los más solventes rumores- antes de que comenzara el recién celebrado pleno del Comité Central de los comunistas polacos; pero una repentina indisposición -que algunos observadores calificaron de política- impidió a Kania entrevistarse por aquel entonces con Breznev. Ahora, con un panorama social menos tenso en Polonia, Kania tendrá que explicar en Crimea su punto de vista sobre la situación de su país.

Ayer, los agregados militares de los 34 países firmantes de los acuerdos de Helsinki (1975) eran citados en el Kremlin para darles a conocer las nuevas maniobras que se celebrarán en Bíelorrusia, el mar Bálticó y en las repúblicas soviéticas que tienen orillas en este mar, del 4 al 12 de septiembre.

El anuncio soviético -que ya fue adelantado el jueves por la noche por la agencia oficial Tass- se hacía de acuerdo con las medidas de confianza acorda das en Helsinki, por lo que se cree que estos ejercicios militares contarán con la presencia de, al menos, 25.000 soldados.

Algunos observadores occidentales relacionan estas manio bras con las que tuvieron lugar días atrás en el mar Báltico, cuya flota -compuesta por unos sesenta buques- ha sido incrementada, eventualmente, con veinte unidades más, traídas desde el Mediterráneo, el Indico y el mar de Barentz.

Marcha en favor de los presos políticos en Polonia

Mientras tanto, los organizadores de la "marcha a favor de los presos políticos" en Polonia decidieron desoír los consejos del sindicato libre Solidaridad y las amenazas del Gobierno de "impedir por cualquier medio las manifestaciones" y han declaro su intención, de iniciarla el próximo lunes 17 desde distintos puntos del país, con una confluencia general en Varsovia el día 22.

La marcha, a favor de la liberación de tres dirigentes del partido (ilegal) Confederación de Polonia Independiente (KPN), está organizada por un comité especialmente creado para la defensa de los presos políticos y la Unión Independiente de Estudiantes (NZS), rama estudiantil de Solidaridad.

La presidencia (KKP) de Solidaridad, en su reunión de Gdansk del pasado miércoles, desaconsejó esta marcha, "suceptible de acrecentar inútilmente la tensión en el país".

Importantes sindicatos confederados (MKZ) a Solidaridad conocidos por sus posiciones radicales, como los de Gdansk, Bydgoszcz, Katowice y Bialystok, anunciaron que no participarían en la marcha, y ayer anunció lo mismo la sección sindical independiente de Varsovia.

Mientras los dirigentes de Solidaridad hacen frente a este enfrentamiento interno, otro problema de la organización quedó resuelto ayer al desconvocar el MKZ de Gdansk la huelga de advertencia, de dos horas, prevista para el próximo lunes, en protesta por la carestía alimenticia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de agosto de 1981

Más información

  • Mientras se desarrollan maniobras militares soviéticas en el mar Báltico