Beguin confirma su intención de anexionar Cisjordania y Gaza en la investidura de su Gobierno

El primer ministro israelí, Menájem Beguin, pronunció ayer un discurso firme y amenazador con motivo de la presentación de su segundo Gobierno ante el Kneset (Parlamento), en el que anunció que, en caso de acuerdo con Egipto en las negociaciones sobre la autonomía palestina, Israel pedirá, al término de un período de transición de cinco años previsto por los acuerdos de Camp David, anexionar Cisjordania y Gaza, "partes integrantes de la patria histórica del pueblo judío".El Gobierno de Beguin recibió ayer el respaldo del Parlamento israelí por 61 votos contra 58, tras un largo debate que duró casi 14 horas. Inmediatamente después de la votación, los dieciocho ministros que integran el nuevo Gobierno prestaron juramento.

Un tormentoso duelo verbal, que permite prever una legislatura agitada, opuso a Beguin al líder de la oposición laborista, Shimon Peres. Este preconizo un voto contra el nuevo Gabinete.

Peres declaró ante los 120 diputados -61 integran la mayoría de Beguin- que su partido constituía la "única alternativa válida", y expresó su preocupación por la presencia en el Gabinete del nuevo ministro de Defensa, Ariel Sharon.

El jefe del Partido Laborista se indignó también por "los ataques de odio" y la "sarta de mentiras" dirigidas contra su formación.

El acceso de Sharon a la cartera de Defensa suscitó incluso críticas entre los diputados de la coalición que respalda a Beguin. Avraham Melamed, miembro del Partido Nacional Religioso (PNR), dio a entender desde la tribuna del Kneset que se "iría a la playa" cuando se produzca el voto de investidura del Gobierno. Pero se cree que no cumplirá su amenaza.

En materia de política internacional, Beguin justificó el ataque de la central nuclear iraquí de Tamuz, el 7 de junio. pasado, y rechazó las críticas originadas por él bombardeo de Beirut del 17 de julio.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS