Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La URSS acusa a EE UU y la OTAN de preparar una nueva guerra mundial

El ministro de Defensa de la Unión Soviética y miembro del Politburó, mariscal Dimitri Ustinov, atacó ayer duramente a Estados Unidos y la OTAN, acusándolos de querer desencadenar una nueva guerra mundial.

Evocando el cuarenta aniversario de la invasión por los nazis de la URSS, Ustinov -en un artículo aparecido ayer en Pravda- trazaba cierto paralelismo entre la política del régimen de Hitler y los deseos de dominio mundial del «imperialismo americano», que, según él, lleva a cabo una «estrategia agresiva» y una carrera de armamentos «sin precedentes».«Sería absurdo suponer que la URSS va a permitir a cualquiera poner en peligro el equilibrio de las fuerzas estratégicas y militares en el mundo: si nos desafían, sabremos responder de manera adecuada y eficaz», afirmaba también el mariscal Ustinov.

El ministro de Defensa soviético insistía en que los países europeos pertenecientes a la OTAN se arriesgan a sufrir un contraataque fatal, mientras que Estados Unidos, en caso de conflicto, podría quedar a salvo. Según Ustinov, el Reino Unido, la República Federal de Alemania y otros países de Europa están aumentando sus gastos militares bajo presión de Washington.

Los recientes acuerdos chino- norteamericanos -concluidos por el secretario de Estado norteamericano durante su reciente visita a Pekín- obedecerían a los deseos de EE UU de «pasar a la ofensiva», creando nuevos bloques políticos y, militares «agresivos», como el «triángulo Washington-Pekín-Tokio».

En el artículo publicado ayer por el mariscal Ustinov no falta una sutil referencia a Polonia. El Pacto de Varsovia, afirmaba, tiene un influyente papel en Europa, y posee todos los medios necesarios para defender a los países miembros contra el imperialismo.

Quince días después de que el Comité Central del PCUS enviara su carta-advertencia a los comunistas polacos, la Prensa soviética va abandonando la silenciosa tregua que parecía haberse impuesto.

Otra personalidad del régimen -el portavoz del Comité Central, Leónidas Zamiatin- se pronunciaba el sábado a través de la televisión de forma más directa que el mariscal Ustinov. Aparentando cierta impaciencia, Zamiatin afirmó que «ha llegado el momento de actuar activamente para sacar a Polonia de la catástrofe».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de junio de 1981