Washington no pone condiciones para vender armas a Rabat

Estados Unidos no hará depender, de ahora en adelante, sus entregas de material militar a Marruecos de los progresos realizados por Rabat para llegar a una solución negociada del conflicto del Sahara occidental, declaró ayer Morris Draper, subsecretario de Estado adjunto, encargado de los asuntos de Oriente Próximo.En una declaración efectuada ante una subcomisión de la Cámara de Representantes, Draper, indicó que la venta de material bélico norteamericano a Marruecos no será «explícitamente vinculada a los esfuerzos unilaterales de Marruecos para realizar progresos hacia un arreglo negociado» en el conflicto del Sahara occidental.

Estados Unidos, añadió, «está firmemente convencido de que los amigos tradicionales como Marruecos tienen que beneficiarse de un apoyo suplementario».

El Gobierno del presidente Reagan decidió a finales de enero vender a Marruecos 108 carros de combate M-60, 20 cazas F-5 y 6 aviones de reconocimiento del tipo OV-10.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de marzo de 1981.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50