Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turbay Ayala quiere que Estados Unidos llene el vacío político en Latinoamérica

El presidente de Colombia, Julio César Turbay Ayala, afirmó el miércoles que «hay un vacío político en la geografía de América» y que «Estados Unidos debe ser persuadido de la conveniencia de llenarlo».

Al ofrecer un banquete en homenaje a su colega brasileño, general Joao Baptista Figueiredo, el mandatario indicó que su país está dispuesto a acompañar a la vecina nación en el diseño de una estrategia encaminada a persuadir al Gobierno de Washington en dicho sentido.

«Deplorablemente», agregó, «muerto el presidente Kennedy, la Alianza para el Progreso perdió su arraigo en la Casa Blanca, y en los últimos años puede afirmarse que, pese a la buena voluntad, no ha existido una política coherente y ambiciosa que fortalezca los vínculos multilaterales entre Latinoamérica y Norteamérica».

Ratificó que «ese vacío se advierte y está produciendo tensiones que se observan fácilmente en Centroamérica y en El Caribe y que no sería imposible que se extendieran a otras áreas del hemisferio».

Nuevos combates en la zona de Mocoa

Por otra parte, tropas del Ejército y guerrilleros continuaban combatiendo la noche del miércoles y la madrugada de ayer en la región de Villagarzón, a unos treinta kilómetros de Mocoa, informaron medios militares.Un grupo de 35 guerrilleros realizó una incursión la noche del miércoles en dicha localidad, próxima a la frontera con Ecuador, y atacaron con bombas un puesto de policía.

El portavoz militar reveló que aún no se tienen informes oficiales sobre muertos o heridos. Comandos aerotransportados del Ejército fueron enviados a la zona para luchar contra los guerrilleros.

La fuente dijo que en el ataque registrado en la mañana del miércoles a Mocoa, en la intendencia del Putumayo, los aproximadamente cuatrocientos guerrilleros asaltantes se llevaron de una dependencia estatal cinco millones de dólares (más de cuatrocientos millones de pesetas).

El informe precisó que los guerrilleros, pertenecientes al movimiento 19 de Abril (M-19), se replegaron en seis frentes en las provincias de Narino, Huila y Santander, donde se han librado los más cruentos combates.

Oficialmente, el número de guerrilleros muertos ascendía el miércoles, a veinte, mientras que otros cuarenta fueron arrestados y trasladados a guarniciones militares del Ejército.

Un portavoz militar declaró ayer que las acciones de Mocoa ponían de manifiesto que las organizaciones subversivas rechazaban el perdón ofrecido por el presidente Turbay Ayala. «Si quieren guerra, la tendrán», añadió el portavoz.

El senador Humberto Criales, representante de la Unión Nacional de Oposición (UNO), manifestó a la Prensa que las últimas declaraciones militares, que conceden particular importancia a estas acciones guerrilleras, más espectaculares que efectivas, forman parte de una estrategia de tensión que pretende conducir a los militares al poder, tras un pretendido fracaso de los políticos en la lucha contra la violencia.

El ministro de Defensa, general Camacho Leyva, ya fue acusado de aficiones golpistas meses atrás, a raíz de un discurso pronunciado ante altos cargos militares del Cono Sur, en el que pidió un mayor protagonismo para el Ejército en el proceso político de su país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de marzo de 1981

Más información

  • Prosiguen los enfrentamientos armados entre Ejército y grupos guerrilleros izquierdistas en el sur de Colombia