Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El general Gabeiras advierte que la Constitución marca la actuación del Ejercito

El teniente general José Gabeiras, jefe del Estado Mayor del Ejército, dijo ayer, en declaraciones a Radio Nacional de España, que las Fuerzas Armadas son conscientes de que «la única, digna y lícita manera de actuar se confirma dentro del estricto respeto de la Constitución», y añadió que ve el futuro de España «con optimismo y con la fe puesta en Dios y en las instituciones».

En opinión del jefe del Estado Mayor del Ejército, las Fuerzas Armadas «somos conscientes de que constituimos una institución firme, como se desprende de la palabras que pronunció Su Majestad el Rey en la última Pascua Militar. Y, como tal, somos amparo de la ciudadanía». Añadió que el Ejército no está capacitado «para asumir máximas responsabilidades, legalmente reservadas a la Corona».El teniente general Gabeiras piensa que «el Ejército se encuentra actualmente en la misma situación que antes del día 23: de absoluta tranquilidad y cumpliendo con sus obligaciones, para las cuales sigue trabajando como siempre, en su perfeccionamiento. El Ejército de hoy es el de ayer y el de siempre. Conoce perfectamente sus funciones y sólo pretende defender y sostener su prestigio, inspirar amor a la nación, lealtad al Rey, subordinación al Gobierno, cariño al pueblo del que procede y respeto disuasorio a sus posibles enemigos».

El jefe del Estado Mayor del Ejército pidió a los españoles que estén seguros de la manera de actuar del Ejército, que, a su juicio, es la de siempre: «Honesta y multiplicado más, si cabe, el amor al oficio, el sentimiento de lo elevado de nuestra misión y el entusiasmo por nuestras cosas, que son las de España y las de todos los españoles, de cuya colectividad formamos parte».

El teniente general Gabeiras relató asimismo en estas declaraciones su actuación desde su despacho durante la tarde del pasado día 23 de febrero, fecha en que fue asaltado el Congreso de los Diputados por el teniente coronel Tejero. «La noticia de los acontecimientos me sorprendió en mi despacho, en mi función diaria. Y me sorprendió a mí lo mismo que a todo el Ejército, al resto de la Administración del Estado y a todos los españoles».

«Desde el primer momento», dijo Gabeiras, «creo que no habían pasado ni diez minutos, comencé los contactos con Su Majestad el Rey y con los capitanes generales, a quienes transmití las órdenes oportunas y de quienes recibí las correspondientes muestras de expectante tranquilidad. Estas fueron de forma general, con una sola excepción, la de la III Región Militar, como corresponde a una institución como la nuestra, con unas funciones muy claras y muy concretas dentro de la Constitución».

Según el teniente general Gabeiras, los contactos con los capitanes generales no pudo mantenerlos directamente con todos ellos, pero sí a través de la ayuda que le prestó el teniente general Quintana Lacaci, capitán general de la I Región Militar. «Creo que no tengo que decir nada más, pues de todos es sabido el desarrollo de los acontecimientos y la impecable actuación de todas las guarniciones en la adopción de la situación Alerta-2, prevista en la operación Diana, que se puso en marcha en menos de hora y media de la iniciación del asalto al Congreso».

El máximo responsable del Ejército indicó también que la actuación de las Fuerzas Armadas en esos dos días ha demostrado «nuestra actitud al servicio de España a través de Su Majestad el Rey, capitán general de las Fuerzas Armadas».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de marzo de 1981

Más información

  • Todas las capitanías, excepto Valencia, secundaron sus órdenes en favor de la legalidad vigente