_
_
_
_
_

Al Williamson: "Se ha perdido la magia del «comic»""

El dibujante americano reivindica la "vieja escuela" de la fantasía y la aventura en la historieta.

El dibujante e ilustrador norteamericano Al Williamson, autor de numerosos personajes, entre los que destacan Agente secreto X-9, Flash Gordon y Rip Kirby, perteneciente a la vieja escuela de los Raymond, Hogarth, Foster o Caniff, maestros clásicos de la historieta, opina que, « desgraciadamente, se ha perdido la magia y la fantasía del comic, que cada vez es más realista; la gente está muy cansada de ver la realidad y prefiere los temas de ficción». El dibujante asistió ayer a la presentación de su álbum sobre Flash Gordon en la librería Totem, de Madrid. El próximo lunes comienza en Estados Unidos la publicación de las tiras de una nueva historia de La guerra de las galaxias.

Es la cuarta vez que Al Williamson visita España. El principal objetivo es abrazar a su amigo el dibujante Adolfo Buylla, al que conoció durante su infancia en Bogotá (Colombia) y con quien, a los diez años, se inició en la afición y dibujo del comic. En esta ocasión celebra además, con tres años de retraso, su segunda luna de miel. Tiene elogios para sus amigos españoles Víctor y Chiqui de la Fuente, Carlos Giménez, Mariano Ayuso, Alfonso Figueras, Jesús Blasco y otros. Llega a afirmar que si tuviera suficiente coraje se quedaría a trabajar en Europa, ya que se siente identificado con sus artistas y ciudades. «No sé qué pasa», declaró ayer, «pero los artistas tienen cada vez menos cariño por el comic y están más preocupados por el aspecto comercial. Estas visitas a Europa me dan ánimo, ya que aquí existe más interés».Al Williamson, de cincuenta años, nació en Nueva York, pero habló antes en castellano que en inglés, por su infancia en Bogotá, donde permanece parte de su familia. «Empecé a reunir revistas y después a dibujar; soy coleccionista de comics antes que artista. El primer dibujante que me llamó la atención fue el argentino Carlos Ciemen y después todo el material americano. A los dieciocho años, ya en Estados Unidos, realicé a lápiz cuatro páginas de Tarzán para Hogarth».

Durante los años cincuenta y sesenta, Al Williamson dibuja numerosas historias de todos los géneros, desde el western a la ciencia-ficción, menos episodios de crímenes, «porque no me gusta dibujar gente con corbata». Después de realizar tres álbumes de Flash Gordon, dibuja de 1966 a 1980 la serie de Agente secreto X-9, creada por Alex Raymond. En este personaje se reflejó él mismo. «Al no gustarme algunas características, necesité un modelo que no pidiera dinero. Al verme en un espejo descubrí el personaje, me quité las gafas, un poco de nariz y aumenté la musculatura».

El nombre del dibujante Alex Raymond (1909-1956) es sagrado para Al Williamson. «Tengo una gran devoción hacia este magnífico artista. De niño trataba de dibujar como él y más tarde comprobé la dificultad de imitar su estilo. Como sucede con los grandes ilustradores, por sus trabajos no pasa el tiempo y cada vez se aprecian más. Cuando me hice cargo de series iniciadas por Raymond traté de dibujar el mismo ambiente y sentido, al mismo tiempo que introducía mi toque personal».

Cómo niños

El dibujante elogia al productor y director Georges Lucas por ofrecer en La guerra de las galaxias «la posibilidad de volver a ser niños». Williamson realizó hace unos años la versión en comic de El imperio contraataca, en colaboración con Carlos Garzón, y a partir del próximo lunes, más de cincuenta periódicos de Estados Unidos tendrán en tiras diaria y dominical una nueva historia de La guerra de las galaxias, donde se narran episodios que suceden entre las dos películas conocidas de la serie. «Con mis dibujos trato de entretener. Me parece que soy de la vieja escuela, al preferir las aventuras sin mensaje».

Considera que el éxito de La guerra de las galaxias se debe a la falta de referencias del planeta Tierra, con la posibilidad de olvidar la realidad cotidiana, que está en la calle, en el cine o en la televisión. Opina que es lógico el creciente encuentro de personajes y series de comics pasadas al cine. «Lucas conoce y colecciona comics y creo que a Spielberg también le gustan; Hitchcock dibujaba los planos antes de su filmación. Me encantó dibujar El imperio contraataca y bastante menos Flash Gordon, porque perdieron su alma. Cuando se trabaja hay que creer en lo que se hace. Si estoy enamorado de lo que hago creo que eso se ve en el dibujo».

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_