Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy será nombrado Fernando Castedo director general de RTVE

Fernando Castedo será nombrado director general del ente público Radiotelevisión Española (RTVE) por el Consejo de Ministros que se celebrará hoy, según fuentes del Gobierno y del consejo de administración de aquel organismo. Fernando Arias Salgado, actual director general de RTVE, será nombrado, también hoy, embajador en Londres. Fernando Castedo es secretario general del Instituto de Cooperación Iberoamericana. El Consejo de Administración de RTVE se reúne hoy por la mañana con carácter extraordinario para trasladar su dictamen, que no es vinculante, al Gobierno.El Consejo de Administración de RTVE -máximo órgano de control de las tres sociedades estatales de radiotelevisión- había urgido al Gobierno que propusiese el candidato a director general en la primera reunión celebrada por este órgano colegiado el 26 de noviembre. El consejo, ante el silencio del Ejecutivo, reiteró su petición en la reunión del día 10 de diciembre.

El consejo trasladó al Gobierno en aquella ocasión su expresión de malestar porque se estaba dificultando el funcionamiento del mismo y porque no se cumplían las previsiones estatutarias que regula el artículo 6 de la ley de Estatuto de Radio y Televisión.

Pasa a página 9

El Consejo de Administración de RTVE se reune hoy para dictaminar la candidatura de Castedo

Viene de primera página

Algunos miembros del Consejo de Administración manifestaron ayer por la tarde que el nombramiento del nuevo director general y su previa propuesta al Consejo no había sido contemplado para la reunión del Ejecutivo que se celebra hoy. La situación se desbloqueó a última hora de la tarde, y se sabe que José María Calviño, presidente durante este mes del Consejo, instó reiteradamente al Gobierno a lo largo del día la propuesta de candidato. El Consejo había decidido en la reunión del 10 de diciembre suspender sus sesiones hasta que el Gobierno no decidiese enviar la propuesta.

El principal obstáculo que congeló durante casi dos meses esta decisión gubernamental fue motivado-por el deseo de Fernando Arias-Salgado de que se publicase simultáneamente en el Boletín Oficial del Estado su cese como director general y su nombramiento como embajador en Londres. Este deseo entró incluso en contradicción con las declaraciones que el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, hizo a los medios informativos en el avión que le trasladó a Colombia a mediados del pasado mes y en las que aseguró que Fernando Castedo sería nombrado en el Consejo de Ministros posterior al del día 22 de diciembre, es decir, en el que se celebró el día 30 del pasado mes.

Fernando Arias-Salgado intentó en reiteradas ocasiones la posibilidad de asistir a las sesiones del Consejo de Administración, pero su comparecencia fue desestimada por los miembros del mismo. Se sabe que el actual director general pidió, a través de un ministro, a un dirigente socialista que se le concediese la satisfacción moral de estar presente en una de las reuniones del Consejo. Altos dirigentes socialistas y comunistas presentaron, como se sabe, una querella criminal contra el actual director general y otros directivos de RTVE por las supuestas irregularidades contenidas en la auditoría efectuada por el Ministerio de Hacienda, y cuyo contenido publicó EL PAIS hace ahora un año. La Sala Segunda del Supremo aceptó a trámite la querella socialista y su posterior ampliación, y nombró el pasado mes de septiembre juez especial, en la persona del magistrado Luis Serrano de Pablos. Parece ser que Fernando Arias-Salgado ordenó este mismo año que se efectuase una nueva auditoría en RTVE que se encuentra en fase de realización.

Mientras el Consejo de Administración apenas pudo tomar acuerdos de relevancia desde que se constituyó por la imposibilidad de trasladarlos a un director general que consideraba destituido. Fernando Arias-Salgado, en cuanto director general de RTVE, depende (desde el 1 de este mes) del Ministerio de Presidencia del Gobiemo, del que es titular su hermano Rafael Arias-Salgado.

Distintos vocales del Consejo de Administración manifestaron a EL PAIS su preocupación por resolver cuanto antes los temas pendientes que son de su competencia y de máxima urgencia: aprobar las líneas generales de la nueva programación; constitución de las tres sociedades estatales (Radio Nacional, Radio Cadena y Televisión Española), cuyo plazo legal caducó el pasado día 5; asignar las plantillas y adscribir el personal de las tres nuevas sociedades; distribuir los presupuestos; regular las emisiones de publicidad, y, entre otros, disponer medidas de acceso a la televisión y radio estatales para los partidos políticos y grupos sociales y culturales.

Un hombre cauto

Fernando Castedo Alvarez nació en Madrid en 1941. Es abogado del Estado y profesor de Derecho Mercantil en la Escuela de Inspección Financiera. Ha prestado servicios en las delegaciones de Hacienda de Santander y Madrid. Ha sido jefe del Gabinete de Estudios de la Dirección General de lo Contencioso del Estado. También trabajó como abogado del Estado en la Audiencia y Tribunales de Madrid. En 1974 fue encargado de la Secretaría General Técnica del Ministerio de Información y Turismo. Perteneció al comité político del Partido Popular, con uno de cuyos líderes, Pío Cabanillas, llegó al Ministerio de Cultura en 1977, donde fue subsecretario hasta abril de 1979.

Actualmente, Fernando Castedo es secretario general del Instituto de Cooperación Iberoamericana, cargo en el que ha desarrollado una intensa labor, fruto de la cual ha sido un mayor acercamiento cultural y científico entre las comunidades que hablan nuestra lengua con España.

Castedo ha sido citado como probable para el cargo que con toda seguridad va a ocupar ahora desde que cesaron los rumores de otra posibilidad. En efecto, el que parece futuro director general de RTVE fue reiterada y oficiosamente propuesto para presidente del Comité del Mundial de Fútbol de 1982, cargo que luego ocuparía Raimundo Saporta. Inmediatamente después comenzó a hablarse del «relevo inminente» en Radiotelevisión Espafiola, y de nuevo fue Castedo el indicado cómo probable sucesor del que hasta hoy sigue siendo titular del cargo, Fernando Arias-Salgado. Hasta ayer mismo, Castedo se había mostrado extremadamente cauto ante la posibilidad de un nombramiento que en sectores de RTVE y ajenos a la empresa estatal se dio como seguro desde un primer momento. Se le considera un hombre cauto, de carácter enérgico y organizador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1981

Más información