Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EE UU 80

Carter, poco coherente pero muy trabajador

James Earl Carter Jr., 56 años, llegó a la Casa Blanca tras su victoria electoral el 2 de noviembre de 1976, fruto de un sentimiento popular entre el electorado norteamericano, que quería un cambio profundo en la dirección del país, tras ocho años de administración republicana, caracterizada por los traumas de la guerra de Vietnam y la salida deshonrosa de Richard Nixon con el escándalo Watergate.Con fama de honesto y serio, Jimmy Carter conservó a lo largo de su primer mandato -que hoy está pendiente de las urnas para otro segundo- los rasgos típicos del hombre del Sur, marcados por su origen georgiano.

Criticado por su imprevisión y falta de coherencia, por su estilo reservado y frío, Carter intentó una política exterior basada en el respeto de los derechos humanos. Lanzó y firmó el esbozo de paz de los acuerdos de Camp David entre Egipto e Israel, firmó el nuevo tratado del canal de Panamá, el tratado SALT II de no proliferación de armas estratégicas entre los dos grandes y continuó la política de apertura hacia China.

Con reputación de gran trajabador, empieza su jornada a las 5.30 horas y gusta pasar sus veladas en familia, acabando con unas pá-inas de la Biblia, en español. Pasa los fines de semana en Camp David, pescando y haciendo jogging. Bebe sólo vermú.

Casado con Rosalynn Smith desde 1946 -su principal consejera, según sus detractores-, el matrimonio Carter tiene cuatro hijos: Jack, Chip, Jeff y la popular hija pequeña, Amy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 1980