Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Presentación de un número extraordinario de "Poesía" dedicado a Fernando Pessoa

El director de la revista Poesía, Gonzalo Armero, confiesa que el volumen especial dedicado al poeta portugués Femando Pessoa ha exigido una lenta, apasionante y complicada etapa preparatoria: «Hemos tardado año y medio en prepararlo. Sin embargo, espero que el lector considere que valía la pena esa ajetreada providencia. Hay que resaltar que el conjunto del número es obra de José Antonio Llardent. También nos ayudó en la tarea Eduardo Freitas da Costa, sobrino del poeta, fallecido recientemente sin poder ver la revista acabada. Y Joaquín Puig intervino con una revisión crítica y puntual de gran parte de los materiales seleccionados. Naturalmente, Diego Lara es el responsable, como de costumbre, de todo el montaje plástico».El resultado es un hermoso volumen de 262 páginas, que bien merecería como epígrafe estas palabras de Pessoa: «Hay invención cuando se funde el instinto con la inteligencia». Instinto e inteligencia, ya evidentes en su Antología de Alvaro de Campos, han sido las armas de Llardent para «intentar que Pessoa tuviese su propia voz. Importaba, ante todo, que hablase el homenajeado. De ahí que no se haya utilizado el volumen como plataforma para el ensayismo de ocasión o los elogios hueros. Tan sólo hay un fragmentado fluir de opiniones contradictorias, escritas con letras rojas, dispuestas a cubrir ese resbaladizo apartado. Lo demás es Pessoa. No un discurso ajeno, más o menos brillante, más o menos académico, tejido a costa suya». Sobre el aspecto formal del número extraordinario, añade José Antonio Llardent:. «Creo que se ha obtenido un valor plástico muy bello. Porque ese mismo material, compuesto de distinta manera, poseería menos atractivo». La edición consta de 5.000 ejemplares. Y el precio de cada ejemplar es de quinientas pesetas.

El ya nombrado sobrino del poeta, Eduardo Freitas da Costa, trazó esta semblañza moral de Pessoa: «El pudor especial con que siempre se revestía, aliado a la determinación implacablemente mantenida, a través de todo, de conservar una total y plena libertad de movimientos y de acción, limitaban en cierto modo la intimidad de su convivencia». Fernando Pessoa (1888), uno de los escritores más complejos e importantes de todos los tiempos, escribió: «Todo arte es creación; por consiguiente, se halla subordinado al principio fundamental de toda creación: crear un todo objetivo, para lo cual es preciso crear un todo parecido a los todos que hay en la naturaleza; esto es, un todo en que se de la precisa armonía entre el todo y las partes componentes, no elaborada y exterior, sino intema y orgánica. Un poema es un animal, dijo Aristóteles, y así es: un poema es un ente vivo. Tan sólo un ocultista, claro está, puede comprender el sentido de esta expresión, aunque quizá no le sea permitido explicarla muy detalladamente o decir más que lo nada ya dicho».

Pessoa y sus heterónimos, creadores de animales poemáticos insólitos, encuentran en este número de Poesía el espacio de un zoo maravilloso sin más rejas que las de la libertad y el rigor.

Ayer tarde, en el madrileño Palacio de Exposiciones y Congresos, fue presentado el número extraordinario (7 y 8) de la revista Poesía, dedicado a Fernando Pessoa. Patrocinaban dicho acto el ministro español de Cultura y el embajador de Portugal en España. Hizo la presentación del número María Teresa López, especialista lusitana en la obra de Pessoa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de julio de 1980