Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco grupos extranjeros participarán en el festival celta de Ortigueira

Cuatro grupos folklóricos gallegos y cinco extranjeros participarán este año en la tercera edición del Festival Internacional del Mundo Celta, en Santa Marta de Ortigueira (La Coruña), durante los días 19 y 20 de julio.

Este acontecimiento musical-folklórico gallego alcanzó el año pasado su máximo grado de esplendor y no parece fácil una superación, a la vista de las previsiones actuales. Por parte gallega, Ortigueira vuelve a contar otra vez con la presencia de un grupo que ahora ofrece ya el reconocimiento general hacia su trabajo musical y, muy especialmente, hacia la calidad de sus siete magníficos instrumentistas. El grupo Milladoiro se ha consagrado, en los últimos meses, a raíz de la aparición de su elepé A Galicia de Maeloc, como el mejor conjunto gallego que se ocupa de la música popular y folklórica. Su participación en el Festival del Mundo Celta asegura, por sí sola, la atracción de buen número de seguidores, de lo que se ha dado en llamar «música celta», con más afán de etiqueta que rigor analítico.Por parte gallega actuarán también Airiños do Parque de Castrelos (conjunto de gaitas vigués), el grupo Eidos, de La Coruña (baile), y la Escola de Gaitas de Ortigueira, que este años presentará la novedad de ofrecer un nuevo grupo.

De Irlanda llegará el Cowhie Irish Dance Group y el Na Casaidaigh. Vendrá de Escocia el grupo Dyck Gaugham; de Gales el Swansea Jack, y de la Bretaña francesa, un grupo de cornamusas.

Los organizadores prevén un presupuesto cercano a los cuatro millones de pesetas y no saben aún exactamente si se van a cumpIir las promesas de subvención oficial. El Ministerio de Cultura, que negó inicialmente su apoyo, prometió subvencionar los gastos con medio millón de pesetas, y la Diputación Provincial de La Coruña, a pesar de que negó protección económica directa al festival, ayudará subvencionando la escuela de gaitas de Ortigueira, organizadora del mismo.

Casi como si fuera ya una eterna esperanza incumplida del festival, los organizadores creen también este año que van a ser capaces de convencer a Allan Stivell para que actúe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de junio de 1980