Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATALUÑA

Indicios de nuevos hechos delictivos en torno al Corsorcio de la Zona Franca

Han sido sometidos a la autoridad judicial nuevos hechos con relación a la presunta malversación acaecida en el Consorcio de la Zona Franca. Apuntan hacia la clara posibilidad de que las cantidades defraudadas por la presunta compra de terrenos sean bastante mayores que lo afirmado hasta ahora. Las acciones judiciales se habían centrado únicamente en la inexistencia de terrenos por los cuales el consorcio había pagado unos 1.184 millones de pesetas.En teoría, el consorcio compró unas 360 hectáreas, con el fin de crear una terminal de TIR (transportes internacionales por carretera). De este total resultaron inexistentes -pese a haber sido desembolsado su precio- unas 180 hectáreas. Ahora podría resultar que las casi doscientas hectáreas realmente compradas podrían haber sido pagadas a un precio muy inferior al desembolsado por el consorcio.

Una rápida encuesta efectuada entre algunos de los vededores de terrenos efectivamente existentes ha mostrado su disconformidad con las cantidades que, según las cuentas del consorcio, les fueron pagadas. Los vendedores afirman que cobraron mucho menos que lo indicado en la contabilidad del consorcio.

Las diferencias podrían ser tan grandes que prácticamente duplicarán la cifra que hasta ahora está sometida a consideración judicial, pasando, pues, a tratarse de una presunta malversación de unos 2.000 millones de pesetas. Ello, además, es sólo una parte del endeudamiento al que debe hacer frente el consorcio, ya que éste se sitúa alrededor de los 10.000 millones de pesetas.

Por otro lado, el actual delegado especial del Estado en el Consorcio de la Zona Franca, Carlos Güell, dio a conocer, en forma de autoentrevista, su incorporación formal al grupo político de los centristas catalanes de UCD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 1980