Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La militar de Torrejón fue muerta por su marido

El sargento de color Tyrone Green ha, confesado a las autoridades militares americanas de Torrejón que es el autor de la muerte de su mujer, Vanessa Green, de la que estaba separado legalmente. Fue el propio homicida (véase EL PAIS del viernes último) quien descubrió el cadáver, a las 10.30 de la mañana del miércoles, después de avisar a la policía y entrar en el domicilio de la fallecida por una ventana.Aunque las fuentes policiales americanas y españolas guardan un riguroso silencio en tomo al caso, se ha podido saber que la persona que entró en el domicilio de la víctima la noche anterior al crimen fue su marido. El descubrimiento de que Vanessa estaba embarazada fue lo que motivó su violenta reacción.

El hecho de que los vecinos pudieran oír cómo una persona consolaba al niño en unos pocos segundos indujo primero a pensar que el autor del homicidio era alguien que frecuentaba la casa. El que no hubiera señales de violencia sexual centró las sospechas en el marido.

La presencia de Tyrone Green en el domicilio de su esposa en la mañana del miércoles, acompañado de otro militar de la base, se ha interpretado en medios policiales como un intento de buscarse una coartada. En cualquier caso, el sargento de color se entregó a las autoridades militares norteamericanas antes de que llegara la comunicación de la policía madrileña, que le señalaba como presunto autor del homicidio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de febrero de 1980