Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brejnev acusa a China y EEUU de intervencionismo en Afganistán

El jefe del Estado soviético, Leónidas Brejnev, dijo ayer, cerrando la campaña electoral para las elecciones locales en toda la Unión, que su país no acepta presiones ni injerencias externas de ningún otro Estado. «No retiraremos nuestras tropas de Afganistán mientras subsista la intervención extranjera en este país», añadió.Por su parte, el ministro de Defensa de la URSS, Dimitri Ustinov, rechazó todas las acusaciones de expansionismo, y subrayó que la URSS, simplemente, se defiende de los ataques «intervencionistas» de China y Estados Unidos. Estas apreciaciones de Ustinov eran hechas en un amplio artículo en el órgano oficial del Partido Comunista de la Unión Soviética, Pravda.

Según el mariscal soviético, varios hechos demuestran «la agravación de la situación internacional». Ustinov acusaba a los «expansionistas reaccionarios» y a los dirigentes de Pekín de «reforzar la escalada de la carrera armamentista, provocar conflictos bélicos, avivar los focos de tensión e injerirse en los asuntos externos de otros Estados».

Entre tanto, en Kabul era decretada la ley marcial. Por primera vez desde que los soviéticos ocuparon Afganistán, el 26 de diciembre pasado, varios miles de personas recorrieron la capital en manifestaciones de protesta.

Al menos tres personas encontraron la muerte en Kabul a consecuencia de estos disturbios. En otras ciudades del país también se produjeron enfrentamientos. Los ejércitos soviético y afgano tomaron posiciones en la ciudad, que también fue sobrevolada por la aviación. Las comunicaciones telefónicas y de télex han sido cortadas. Páginas 2 y 3

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 1980