Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Cinco Sentidos, una nueva colección de libros

La editorial Tusquets ha creado una nueva colección de libros bajo el título de Los Cinco Sentidos, dedicada prioritariamente al sentido del gusto y dirigida por Xavier Domingo, especialista en temas gastronómicos de Cambio 16.«No se trata», señala la editorial, «de una colección de libros de cocina, o de modas, o de cualquier otro asunto relacionado con los sentidos, sino más bien de libros sobre estos temas. En la cocina, en el vestir, en los bailes, en los perfumes, en la bebida, en la canción, en la música, se produce siempre esa intervención del espíritu en la materia sin la cual no hay, paradójicamente, sensualidad, gracias a cuyo uso medido, o desmedido, todos podemos ser poetas, músicos, grandes cocineros y eso tan difícil: vividores.»

«Vividores», añade la editorial, «para quienes el aroma reconocible que sale de un puchero y devuelve de repente todo el cálido mundo de nuestra infancia opera con la misma mecánica que el fetiche erótico. De ahí que seamos incapaces de separar la cocina, o el sentido del gusto, de todo lo demás, de todo lo que conforma el mundo sensual y que puede encerrarse en esa palabra ya casi en desuso: la voluptuosidad. Ha habido épocas afortunadas en las que la voluptuosidad lo dominaba todo, desde los fogones al mobiliario, desde los colores a los sonidos, desde el arte de preparar un desayuno hasta las prensas más íntimas. Recuperar y ofrecer todo eso es, si se quiere, la tarea de esta colección. »

Al primer título de la colección, Cocinar hizo al hombre, de Faustino Cordón, ilustrado por Aurora Altisent, seguirán un Plano gastronómico de Barcelona, seleccionado por Luis Bettónica; un Plano gastronómico de Madrid, seleccionado por Xavier Domingo; Cuando sólo nos queda la comida, del mismo autor, y Guía de anfitriones y manual de golosos, de B. A. Grimod de la Reyniére, escritos gastronómicos de comienzos del siglo XIX, en Francia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de febrero de 1980