Consignas políticas a los periódicos estatales de Andalucía

Los directores de los periódicos andaluces de la cadena de Medios de Comunicación Social del Estado (MCSE) cuentan con consignas políticas relativas a la campaña del referéndum andaluz, según se desprende de una carta enviada a los mismos por el director del departamento de prensa del organismo, Donato León Tierno, a uno de cuyos ejemplares ha tenido acceso EL PAÍS. Según el escrito, las instrucciones fueron dictadas en su día por el director gerente de los Medios de Comunicación Social del Estado, José Ramón Alonso.«En cuanto Medios de Comunicación Social del Estado», dice la carta, «debéis reflejar de forma serena y distante todas las manifestaciones de pasión partidista que intenten enturbiar el normal desarrollo de los acontecimientos. Es lo que José Ramón Alonso, con frase afortunada, define como la excusa de la objetividad. »

Más información

Más adelante, Donato León Tierno les comunica a los directores destinatarios: «Nadie podrá reprocharte que hagas uso de la prudencia para tratar temas tan vidriosos, y menos todavía cuando está en juego la desmembración del Estado.»

Pasa a página 13

Las consignas políticas sobre referéndum también afectan a los periódicos del Estado

(Viene de primera página)

En la carta igualmente se le pide a los directores que hagan «oídos sordos a la campaña demagógica lanzada contra la postura de los medios estatales por comunistas y socialistas» y «tú, como tus compañeros, actúa de forma enérgica para cortar cualquier intento de los trabajadores de nuestras plantillas afiliados a esos partidos, que siguiendo consignas, intenten embrollar la situación».

Se solicita también de los directores que pongan especial cuidado en la lectura de los originales, puesto que «somos objeto de seguimiento especial por la Secretaría de Estado para la Información, que hace un informe diario sobre el tratamiento dado por este periódico a la campaña del referéndum».

Finaliza la carta del directivo: «Sé perfectamente que es otro difícil servicio el que te pido, pero estoy seguro de vuestra acreditada profesionalidad, y vuestro probado amor a España os ayudarán a cumplirlo.»

Según parece, las consignas de la dirección de MCSE llegan últimamente a los distintos periódicos, directamente por vía telefónica, nunca por escrito. En el edificio Arriba, de Madrid, un servicio de inspección y control realiza diariamente un informe sobre el contenido ideológico de las informaciones que publican todos los periódicos de la cadena. La existencia de este servicio, y con este nombre, queda reconocida en varios de sus propios documentos (véase EL PAÍS de 31 de enero, sobre posible cierre político de los tres periódicos vascos de MCSE, a los que en uno de estos informes se les calificaba como «tapaderas de organizaciones armadas»).

La responsabilidad directa de este servicio corresponde a Donato León Tierno, que era director de la agencia Pyresa cuando el Gobierno decretó su cierre (junio de 1979), junto con el de otros seis periódicos de la cadena. El señor León pasó al Ministerio de Cultura corno funcionario. Posteriormente, este departamento le destinó de nuevo, en comisión de servicio, a MCSE, como titular del departamento de prensa -antes dirección técnica- y, por tanto, como inmediato responsable de la línea informativa de la cadena.

Preocupación entre los trabajadores

Fuentes de los trabajadores de NICSE consultadas por EL PAÍS han manifestado su preocupación por estas presuntas manipulaciones -que ellos califican de proabstencionistas- ante la inmediata campaña del referéndum andaluz. «Sobre todo», asegura uno de ellos, «porque en esos informes sólo se analizan los temas desde su propia óptica, no desde todas.» Y puso el ejemplo del diario Córdoba, en el que se publicó hace varios domingos una amplia entrevista (dos páginas) con el presidente del Senado, Cecilio Valverde, senador por la provincia cordobesa, que se manifestó claramente a favor del artículo 143 para el tratamiento constitucional del referéndum.

La preocupación de los trabajadores se ve agudizada en este sentido por la situación estratégica de los periódicos andaluces. En el caso de Odiel (Huelva), Córdoba, Jaén, La Voz de Almería y La voz del Sur (Jerez) están sólos en sus zonas geográficas de influencia; y el resto: Sur (Málaga), Patria (Granada) y Suroeste (Sevilla) gozan igualmente de reconocido prestigio.

Las presiones gubernamentales sobre los medios de comunicacíón estatales ya se han hecho sentir también sobre radio y televisión. El lunes pasado altos cargos de Madrid impidieron que el presidente de la Junta de Andalucía entrara en directo en el diario hablado de las ocho de la tarde de Radio Nacional, cuando ya había sido negociada la entrevista por los responsables del programa.

Por lo que respecta a la Televisión, en el centro regional de Sevilla, se han recibido instrucciones desde Madrid en el sentido de que la voz del señor Escuredo no debe aparecer en el citado medio hasta pasado el referéndum. Con ello se trata de impedir que haga declaraciones.

(Más información en página 19)

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 08 de febrero de 1980.

Lo más visto en...

Top 50