Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis en Asia central

Estados Unidos cree que Brejnev se opuso en el Politburó a la invasión de Afganistán

Ni el presidente soviético, Leónidas Brejnev, ni el primer ministro, Alexei Kosiguin, han jugado un papel importante en la decisión del Politburó del PCUS, sobre la intervención militar en Afganistán, afirmó el pasado miércoles en Washington una alta personalidad oficial norteamericana.

La misma fuente, que solicitó permanecer en el anonimato, adelantó simplemente que el precario estado de salud de los dos máximos líderes soviéticos justificaba su oscurecimiento, pero se negó a especular sobre eventuales cambios en el equipo del poder en la URSS.Según otras fuentes oficiales norteamericanas, la intervención soviética en Afganistán fue decidida por una facción del Politburó que comprendía al ministro de Defensa, Dimitri Ustinov, Andrei Kirilenko, el ideólogo Mijail Suslov, Yuri Andropov, jefe de la KGB, así como el ministro de Asuntos Exteriores, Andrei Gromiko.

Una de las razones de la intervención habría sido la inevitabilidad a medio plazo de la misma. Era preferible llevarla a cabo ahora que esperar a la desaparición de Brejnev para no dar la impresión de un cambio fundamental de política del nuevo equipo en el poder. De esta manera interpreta Estados Unidos la decisión del Politburó.

En EEUU se estima la intervención como infinitamente más grave que la de Hungría en 1956 o en Checoslovaquia en 1968, puesto que es la primera vez que la URSS sale militarmente del área comunista.

Según la citada alta personalidad americana, las medidas de represalia anunciadas por el presidente Jimmy Carter tienden a advertir a la URSS sobre el precio que debe pagar por tal aventura y que cualquier reincidencia entrañaría represalias aún más graves. EEUU, añadió la fuente, proseguirá sus esfuerzos, tanto con sus aliados como con los países no alineados, para mantener las presiones sobre la URSS tanto tiempo como dure la ocupación de Afganistán. Esta fuente, sin embargo, reconoció que una retirada de las fuerzas soviéticas no es previsible de momento y que la situación. se prolongará.

Indicó además que Estados Unidos mantendrá, en los próximos días, conversaciones de alto nivel con Pakistán sobre el envío a Islamabad de una ayuda militar americana. Se cree saber que el ministro de Asuntos Exteriores paquistaní, Agha Shahi, que es esperado en la ONU para asistir a la reunión extraordinaria de la Asamblea General, viajará a Washington, donde se encontrará con el secretario de Estado, Cyrus Vance.

Por otra parte, la agencia Efe informa desde Moscú que, según fuentes fidedignas de la capital soviética, la intervención contra Afganistán fue aprobada por el Politburó el pasado 26 de noviembre, un mes antes del golpe contra Hafizullah Amin. tratando de desmentir con ello ciertos rumores acerca de que Brejnev no asistió a la importante reunión del organismo soviético que dictaminó la invasión.

Sin embargo, una publicación alemana, el semanario Der Spiegel, insistió de nuevo ayer, como un día antes lo hicieron los periódicos alemanes General Anzaiger y Frankfúrter Rundschau, en que el «ala militarista» se impuso en el Politburó soviético sobre los «moderados», después de que los altos mandos militares de la URSS expresaran el temor de que un eventual triunfo islámico en Afganistán, derrocando un régimen prosoviético, podría provocar una reacción peligrosa en las nacionalidades musulmanas de la URSS.

Según la información de la agencia española, la decisión soviética se tomó tras oír un informe de su embajador en Kabul, Alexander Puzanov, un hombre mal visto por el derrocado Amin. El nuevo embajador soviético en Kabul, de origen musulmán, Fikrat Tabeyev, se incorporó a su puesto en Kabul a mediados de noviembre con las instrucciones precisas sobre la operación «refuerzo», que se concretaría un mes después, mientras EEUU denunciaba la misma el 7 de diciembre pasado. Con ello se descartan también ciertos rumores sobre que la intervención fuera motivada por el asesinato en Afganistán del general soviético Víctor Paputin.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de enero de 1980

Más información

  • Habría sido derrotado por la postura de Ustinov, Kirilenko, Suslov, Andropov y Gromiko