Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laureano Albán, premio Adonais de Poesía

«El mayor valor que este premio tiene para mí es que representa el reconocimiento de las culturas marginales nacidas en los pueblos que, como el mío, hemos sufrido la historia más que escribirla», dijo el poeta costarricense Laureano Albán, ganador del Premio Adonais de poesía de 1979, con su libro Herencia de otoño, poco después de hacerse público el fallo del jurado, ceremonia que, como es habitual, tuvo lugar en los salones del hotel Palace, de Madrid.Laureano Albán es el cuarto poeta hispanoamericano galardonado con este premio en los treinta años de existencia del Adonais. Autor de siete libros de poemas y dos de ensayo, es uno de los fundadores del movimiento trascendentalista que surgió hace unos tres años en su país. Las voces, Este hombre, Solamérica, son algunos de sus libros anteriores publicados en América. Actualmente, Laureano Albán reside en España, donde trabaja desde hace un año como corresponsal cultural del periódico La Nación, de Costa Rica.

«El movimiento trascendentalista considera la poesía como la única forma de expresar las intuiciones trascendentales del ser humano que van más allá de sus circunstancias », explicó el ganador del Adonais. «Su raíz tradicional es la obra de Roberto Brenes Mesen, poeta que introdujo el modernismo en Costa Rica. »

Experiencia insólita

«Herencia de otoño es el producto de las impresiones que me produjo el primer otoño que viví en España; una experiencia insólita para mí, ya que en Costa Rica, debido a su situación geográfica, no existe esa estación del año», comentó el poeta de su libro. «Se puede decir que expresa la exaltación del hombre a través de la profunda magia de la naturaleza en otoño, que, como digo en uno de los versos, nos pide pureza. »Los accésit que concedió este año el Adonais, promovido por la editorial Rialp, correspondieron a Rosa María Echevarría, por su libro Arquiloco o nuestra propia voz; al escritor valenciano Pedro J. de la Peña, por Teatro del sueño, y a un jovencísimo poeta residente en Palma, Miguel Velasco, nacido en 1963, por su libro Sobre el silencio y otros llantos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de diciembre de 1979