Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CINE

El hombre del saco

El hombre del saco Director, guionista, músico e incluso montador de sus películas, John Carpenter es uno de esos enloquecidos por el cine que proliferan por todas partes, pero que sólo en Estados Unidos tienen posibilidades de convertirse en grandes realizadores. Admirador de los grandes clásicos del cine norteamericano, como demuestra al incluir aquí un buen fragmento de El enigma de otro mundo, una curiosa película de ciencia-ficción producida por Howard Hawks, en 1951, Carpenter nace en 1948 y se gradúa en cine por la Universidad de Sounthern, California. Sus primeros largometrajes, inéditos entre nosotros por el habitual despiste de los distribuidores nacionales, son Dark Star (1974), una historia de ciencia-ficción que cuenta la relación entre unos viajeros espaciales y sus máquinas durante uno de sus periplos, y Assault on Precinct 13 (1976), una película negra narrada con gran habilidad. Ambas pertenecen a la «serie B», tienen un gran éxito de crítica y sitúan a Carpenter entre las nuevas promesas del cine de Estados Unidos.Lo primero que se estrena entre nosotros de Carpenter es Elvis (1979), resumen de dos horas para la explotación cinematográfica, sobre un telefilme de tres, hecho a raíz del gran éxito de su emisión el pasado febrero por la cadena de televisión norteamericana ABC. Es una biografía del cantante rock Elvis Presley (1935-1977), rodada con gran perfección, pero donde no se pueden utilizar las grabaciones originales por culpa de su reducido presupuesto y se emplean otras hechas por Ronnie McDowell. Tanto en Elvis, como en La noche de Halloween, lo primero que llama la atención es la gran habilidad técnica de Carpenter, su fuerza narrativa, pero también las dificultades que encuentra para ajustarse a unos guiones que no le interesan especialmente y unos presupuestos que resultan demasiado reducidos para sus intenciones.

La noche de Halloween (Halloween)

Dirección: John Carpenter. Guión: John Carpenter, Debra Hill. Fotografía: Ray Stella. Música: John Carpenter. Intérpretes: Jamie Lee Curtis, P. J. Soles, Nancy Loomis. EEUU, 1978. Local de estreno: Cid Campeador.

En esta historia desarrollada la víspera de todos los santos, la noche de «halloween», donde los niños norteamericanos hacen cabezas con calabazas y se disfrazan para asustar y pedir caramelos a sus amigos, se dan cita las características de Carpenter. Por un lado, un guión poco trabajado y sin interés, pues cuenta la típica historia de miedo a base de loco escapado del manicomio, tres jovencitas que trabajan por las noches como canguros y sólo piensan en retozar con sus novios, unos niños que creen ver al hombre del saco por todas partes y un asustado doctor que trata de encontrar a su paciente desaparecido. Por otro lado, una gran habilidad técnica, como demuestra el largo y complicado plano subjetivo inicial del asesino, que consigue dar a la historia la consistencia que no tiene y asustar repetidamente al espectador. El resultado es una de esas atractivas películas norteamericanas de «serie B».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de noviembre de 1979

Más información

  • "LA NOCHE DE HALLOWEEN"