Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herri Batasuna propugnará la abstención "activa" en el referéndum del Estatuto vasco

Por unanimidad, las fuerzas que integran la coalición abertzale radical, Herri Batasuna han acordado propugnar la abstención -que será «activa»- en el referéndum sobre el Estatuto de Guernica, a la vez que valoran positivamente el voto «no» y otras fórmulas de rechazo. Así lo anunciaron ayer en Bilbao los principales líderes de los partidos que integran la coalición y otras personalidades de la junta de apoyo de Herri Batasuna, entre ellas Francisco Letamendía, Ortzi y Telesforo Monzón.

En la rueda de prensa, los portavoces de HB criticaron duramente, casi punto por punto, el Estatuto de Guernica -que denominan «Estatuto o abrazo de la Moncloa»- y a las dos fuerzas que lo han hecho posible, UCD y PNV, a las que calificaron respectivamente de representantes de la oligarquía española y vasca.Telesforo Monzón denunció la ausencia en el Estatuto de Guernica de cualquier sugerencia o palabra que reconozca la soberanía del pueblo vasco. En este aspecto, y dirigiéndose directamente al PNV dijo: «No hay nacionalismo vasco posible -y yo he sido del PNV más de cuarenta años- sin soberanía, porque esta es la base, la columna básica de cualquier nacionalismo que quiera ser sincero. Una vez más se quiere apresar al pájaro Euskadi en la jaula de la Constitución. Vemos aletear una vez más la sombra viva de Espartero, hoy igual que hace cincuenta años. El Estatuto de Guernica niega el derecho de nuestro pueblo a disponer de sí MISMO. »

Señaló Telesforo Monzón que dicho Estatuto significa, de hecho, romper definitivamente a Euskadi, separando a las Vascongadas de Navarra. «Es un Estatuto», afirmó, «de las Vascongadas y no podemos aceptarlo». «Sin Navarra no damos un paso. Se ha hecho un Estatuto pensado para que Navarra no pueda ingresar en la comunidad vasca. Por ello, el día del referéndum, en que los navarros no van a poder emitir su voto, nosotros nos negaremos a emitir el nuestro.»

El secretario general de Acción Nacionalista Vasca (ANV), Josu Aizpurúa, se refirió al apartado de orden público con estas palabras: «Cuando todo un pueblo ha gritado una y otra vez que se vayan, el Estatuto de Guernica viene a decir que se queden ». Tras ahondar en los mismos argumentos de rechazo que Telesforo Monzón, Aizpurúa afirmó: «Reivindicamos un Estatuto nacional de autonomía para el pueblo trabajador vasco; sólo así lograremos la reconstrucción de Euskadi; queremos reconstruirEuskadi, pero con los medios adecuados y no con el "Estatuto de la Moncloa", que lo que hace es romper aún más a nuestro país.»

"No es válido"

Coincidió con él en este punto el secretario general de ESB, Iñaki Aldecoa, quien declaró que, contra lo que afirman los partidos que apoyan el Estatuto de Guernica, este «no es válido para empezar la reconstrucción ». «Herri Batasuna», dijo, «no niega que el proceso de liberación nacional de Euskadi es un proceso de etapas, nosotros no aspiramos únicamente a la independencia -que es el objetivo final-, sino hoy y ahora a una autonomía real. Para nosotros no es válido que para lograr extinguir "los males" que aquejan a Euskadi el País Vasco deba firmar su renuncia a la soberanía.»

El representante de ESB, quien recordó que su partido estaba por el «no al referéndum», pero asumía la abstención decidida por el conjunto de HB, señaló que se cierne, tras la presumible aprobación del Estatuto de Autonomía, una ola de represión contra la izquierda abertzale radical. «En este sentido, cada voto sí», afirmó, «será un cheque en blanco de orden de caza, captura y ejecución de las principales cabezas de la izquierda abertzale, que rechaza el Estatuto. » Fue aún más lejos el secretario general de HASI, Txomín Zuloaga, al afirmar que de cualquier nuevo atentado que se produzca a partir de ahora en Euskadi Norte y Sur contra personas relacionadas, de una forma u otra, con Herri Batasuna, «serán responsables, por encima incluso de la participación que tendrá el Estado francés, el Gobierno de UCD y la dirección del PNV».

«Antes de que nos maten queremos denunciarlo», recalcó en otro momento de la rueda de prensa el presidente de HASI, Santi Brouard. «Para hacer posible la represión contra la izquierda abertzale que no acata el Estatuto, UCD empieza a pedir una ley que castigue no sólo a los que realizan la lucha armada, sino también a las personas que defienden ésta como forma de lucha contra la represión».

No a la reforma

En nombre de la junta de apoyo, y como parlamentario de Herri Batasuna, Francisco Letamendía afirmó que hay hoy un sector importante del pueblo vasco que se ha dado cuenta de que la reconstrucción y liberación de Euskadi no puede lograrse con la reforma y, por tanto, con el Estatuto vasco nacido de aquélla.

«Se ha presentado», afirmó Ortzi, «a PNV y UCD como ganadores en el tema autonómico, y a Herri Batasuna como el gran perdedor, contra el que se iniciará ahora una represión o "caza de alimañas". Pero yo digo que cuando el pueblo vasco se dé cuenta de que el Estatuto es un fantasma de polvo y pajas, la decepción irá a parar a HB en forma de votos y apoyo. »

Francisco Letamendía hizo un rápido repaso de las insuficiencias que, en su opinión, tiene el Estatuto vasco aprobado en Madrid, en comparación incluso con el texto que salió de la Asamblea de Parlamentarios vascos. Destacó el hecho de que en aquél haya desaparecido la referencia a «que los poderes emanan del pueblo vasco » y la supresión de la palabra «imprescriptible» en el derecho de Navarra a incorporarse a Euskadi. Considera el parlamentario de HB que es intolerable que de las 35 competencias de la comunidad autónoma vasca, en dieciocho se haga referencia a la Constitución. «La supresión del derecho de la comunidad a decidir la organización de la justicia y el hecho de que la "medida de gracia" quede finalmente en manos del Estado son signos inequívocos de que el Estado pretende que los poderes vascos nunca puedan conceder una amnistía. »

Criticó el señor Letamendía el hecho de que el Estatuto no haga posible la creación de un cuerpo único de policía vasca y sí de policías provinciales. «Es intolerable también que el Gobierno pueda proceder a intervenir en Euskadi por propia iniciativa sólo con comunicarlo a las Cortes. Ya hemos visto cuántas veces ha comunicado el Gobierno a las Cortes algo referente a su política de actuaciones en lo que hace a la ley de Terrorismo, como prometió.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de agosto de 1979

Más información

  • Los temas de Navarra y la soberanía, principales puntos de rechazo