Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ruptura mexicana con Nicaragua, bien recibida en el continente

Ciudad de México

Los embajadores y agregados de las sedes diplomáticas de Colombia, Venezuela y Argentina en la capital mexicana «apoyaron» ayer la decisión de México de romper relaciones con el Gobierno de Anastasio Somoza.

Además, una misión de alto nivel, integrada por diplomáticos de México y Costa Rica, se entrevistará hoy, en Bogotá, con el canciller colombiano, Diego Uribe, para explicarle la determinación del presidente José López Portillo al romper relaciones con el Gobierno del general Anastasio Somoza.Al parecer, se trata de una ofensiva continental encabezada por México, para obtener la condena unánime contra el régimen nicaragüense y el repudio al genocidio contra el pueblo de esa nación centroamericana.

Diplomáticos de otras naciones latinoamericanas fueron más cautos. Los embajadores de Guatemala, Honduras y Ecuador calificaron como «acto soberano» la ruptura de relaciones, pero el último recordó que su país ha denunciado ante la Organización de Estados Americanos las constantes violaciones a los derechos humanos cometidas por las tropas de Somoza contra la población civil. Estados Unidos e Israel se abstuvieron de comentario.

Argentina también condena a Somoza

No obstante, el encargado de asuntos de prensa de la embajada argentina, Horacio Alberto Espineto, dijo al diario que «se ve con simpatía la ruptura de relaciones entre México y Nicaragua».

Sin embargo, Espineto, que aseguró ser portavoz del embajador de Argentina, preciso que «para dar una opinión más extensa «necesito primero recabar la opinión oficial del Ministerio de Exteriores de mi país».

Por su parte, el embajador de Colombia, Julio Gómez Centurión, aseguró estar de acuerdo con la actitud del presidente de México, José López Portillo, porque «la dictadura de Anastasio Somoza rompe el orden de relaciones democráticas entre los países del continente americano». «La ruptura», precisó el embajador, «es el único camino para presionar a la dictadura de Anastasio Somoza y que se restablezca el orden y los derechos humanos en Nicaragua».

Los representantes de Perú, Brasil, Cuba, Paraguay, Canadá y Estados Unidos manifestaron que no había reacción alguna hasta el momento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 1979

Más información

  • Venezuela y Colombia podrían adoptar medidas similares a corto plazo