Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México rompe relaciones diplomáticas con Nicaragua

El presidente de México, José López Portillo, anunció el domingo que su Gobierno romperá inmediatamente las relaciones diplomáticas con Nicaragua, en una actitud de clara repulsa hacia el «horrendo genocidio» que Anastasio Somoza, está cometiendo contra su propio pueblo.

El inesperado anuncio, oficiafizado a través de una nota de la oficina presidencial de prensa, se produjo poco después de que finalizara la visita oficial a México del presidente de Costa Rica, Rodrigo Carazo. Según señalan los observadores, Carazo hizo una pormenorizada exposición del drama que actualmente se desarrolla en Nicaragua. El relato impresionó tanto a López Portillo, que decidió inmediatamente la ruptura de relaciones con el Gobierno de Somoza.Cuando el presidente López Portillo se levantó para ofrecer el brindis de despedida al primer mandatario costarricense, Rodrigo Carazo -de visita oficial en México-, nadie preveía lo que iba a suceder. Con voz firme, el jefe del Estado mexicano formularía uno de los anuncios más trascendentales de su gestión: el rompimiento de relaciones con la dictadura somocista.

«Horrendo genocidio»

«Con toda serenidad, con toda objetividad -dijo el mandatario de México-, el insobornable testimonio del vecino, el presidente Carazo, nos ha confiado la trágica situación en la que están viviendo nuestros hermanos nicaragüenses». Y prosiguió, dirigiéndose al visitante: «Me ha dicho usted algo que sabíamos y que no queríamos creer: el dramático, el repugnante ataque a los derechos humanos, el horrendo genocidio que se está cometiendo contra el pueblo nicaragüense.»

Inmediatamente después, haría el anuncio que conmovió a este país y repercutió en el mundo: «En estos momentos estoy instruyendo al canciller Jorge Castañeda para que rompa relaciones con Nicaragua. »

Lo anterior también fue reclamado por López Portillo: «Cómo nos gustaría que otros hermanos latinoamericanos ratificaran esa decisión», dijo el presidente del tercer país del continente que no tendrá relaciones con Nicaragua (Cuba nunca las reanudó y Costa Rica las rompió a fines del pasado año).

La opinión de las fuerzas políticas de este país, desde un extremo al otro del caleidoscopio ideológico, no se haría esperar: desde el derechista Partido Demócrata mexicano hasta el Partido Comunista, todos coincidieron en saludar la decisión presidencial. Y en el movimiento obrero nadie duda del apoyo irrestricto que se otorgó a la medida.

Español muerto en Nicaragua

La muerte de ocho militares en la ciudad de León, el asesinato del industrial español José Arcas Castillo y el secuestro del hijo de un empresario nicaragüense, dominan el panorama del domingo en Nicaragua.

El asesinato del ciudadano español José Arcas Castillo, propietario de la panadería La Castellana, ubicada al oeste de Managua, se produjo en la tarde del sábado a manos de una columna del Frente Sandinista (FSLN).

Los guerrilleros, armados de metralletas y revólveres, irrumpieron en el negocio, obligando a todos los presentes a tirarse al suelo.

Al identificarse el señor Arcas Castillo como jefe de la familia y propietario de la panadería, recibió dos disparos en la frente que causaron la muerte instantáneamente. Su hijo, José Arcas Estaje, intentó intervenir en defensa de su padre y recibió heridas de bala en los brazos.

Este joven había venido participando como dirigente de la Juventud Liberal Somocista, lo que se considera origen del ataque insurgente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1979

Más información

  • Por el "horrendo genocidio" de Somoza contra el pueblo