Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convocado el congreso del FLN argelino para el día 25

El proceso de sucesión del presidente Huari Bumedian se ha visto acelerado tras la publicación de los nombres de las 37 personas que integran la comisión del congreso del Frente de Liberación Nacional argelino, entre las que figuran seis ministros y varios altos cargos militares, y la convocatoria del mismo Congreso para el próximo día 25, según anunció ayer el presidente interino, Rabat Bitat. Se espera que las elecciones presidenciales se celebren antes del 9 de febrero, fecha en la que terminan los 45 días de presidencia provisional de la República.

Los acontecimientos se precipitan en Argelia y la aceleración dada al proceso constitucional, que debe concluir con el nombramiento de un nuevo jefe del Estado, contrastan con la carencia de noticias que caracterizó la larga agonía de Bumedian. No hay la menor duda de que el Consejo de la Revolución y el presidente interino intentan aprovechar al máximo el plazo de 45 días que autoriza la Constitución para dilucidar una candidatura a la presidencia y dar los demás pasos que permiten terminar con el proceso de institucionalización del régimen argelino.

Congreso de Unión de Jóvenes

Para ello, el último congreso de las organizaciones de masa que queda por celebrar todavía, el de la Unión de Jóvenes, ha sido anunciado para los días 6 al 9 de enero, mientras la comisión jurídica y administrativa de la Asamblea Popular Nacional argelina ha dado comienzo al estudio de un proyecto de ley electoral relativo, entre otras cosas a la selección del nuevo parlamento.El congreso del FLN tendrá. la tarea de definir los nuevos estatutos y la dirección política del partido único argelino y nombrar a un candidato único a la presidencia.

El dilema sobre la oportunidad de celebrar un congreso ordinario con anterioridad al extraordinario, que, según la Constitución, nombra al candidato presidencial, ha sido zanjado como el famoso nudo gordiano. Este aspecto del mecanismo previsto por la Constitución argelina para suceder al presidente fallecido ha estado preocupando a observadores y comentaristas extranjeros, pero en muy poca medida a la dirección actual argelina. La comisión preparatoria, nombrada el martes por la noche, está encargada de preparar «el congreso del FLN» y una de las responsabilidades de este último será poner un nombre a la candidatura a la presidencia.

La composición de esta comisión refleja, a primera vista, una minuciosa selección de las diversas fuerzas que componen el abanico político argelino. En ella figuran seis ministros, los secretarios generales de las organizaciones de masa (sindical, femenina, juventud, antiguos combatientes y campesinos), nueve responsables del FLN entre los que están ¡os cinco comisarios nacionales, siete diputados, un solo jefe de región militar (la de Constantina) el jefe de la Marina nacional y varios oficiales del Ejército, cuyo papel en la comisión se desconoce.

Predominan los hombres del Este

Contrariamente a lo que se había previsto en algunos medios bien informados, ningún miembro del Consejo de la Revolución forma parte de esa comisión, en la que aparecen, sin embargo, con nitidez varios sectores de «fieles» a una u otra figura del referido consejo. Otro de los interrogantes es la presencia de Ahmed Mehri, un antiguo miembro del Gobierno Provisional de la República Argelina, al parecer, y que sin haber ocupado funciones oficiales desde hace varios años era conocido como un emisario personal de Bumedian al que se le responsabilizó de cierto número de misiones delicadas.La presencia del coronel Hadjeres, jefe de la Quinta Región Militar (Constantina) ha sido interpretada como la prueba del predominio de los «hombres del Este » sobre los del «Oeste», y en cuanto al teniente coronel Merbah, que dirige la seguridad militar desde 1965, se atribuye su presencia a su fuerte personalidad y a la importancia de sus funciones, que no permitían dejarlo separado de la comisión en un momento tan delicado como el que atraviesa Argelia.

Si se tratase de sacar una conclusión, lo máximo que podría afirmarse ahora es que la composición de la comisión preparatoria revela un «dominio» de los radicales sobre los elementos que, con todas las reservas posibles, podrían calificarse de «liberales» y en. este sentido la comisión parece estar mucho más cerca de Salah Yahiaui que de Abdelaziz Buteflika, aunque reducir a dos nombres la «tanda» de candidatos a la presidencia constituye un ejercicio gratuito y arriesgado. .

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de enero de 1979

Más información

  • Se acelera el proceso de la sucesión del presidente Bumedian