Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CEE frena el precio del aceite de oliva

La CEE (Comunidad Económica Europea) se ha pronunciado en contra de la subida del precio del aceite de oliva para evitar la disminución del consumo y el aumento de los excedentes, especialmente en los países candidatos al ingreso.«La subida de los precios es nuestra gran preocupación y estamos tratando de bajarlos, en el seno de una campaña general comunitaria para favorecer las condiciones de consumo», declaró a su regreso del Congreso Oleícola Internacional de Madrid el responsable comunitario de este sector, Fausto Luchetti.

El nuevo régimen de organización del mercado oleícola en la CEE prevé, por primera vez, una ayuda al consumo (la mitad concedida directamente a los consumidores y la otra mitad para acciones de información) y una limitación de los precios a 130 unidades de cuenta por cien kilogramos (equivalente a 110 pesetas por litro).

La posición defendida por la CEE en el congreso de Madrid -compartida por España y otros países productores, muchos de ellos árabes- consistió, según Luchetti, en favorecer el consumo para equilibrar la oferta y la demanda e ir absorbiendo los excedentes.

«El alza de los precios del aceite de oliva puede resultar fatal para el consumo, que ya se viene resintiendo fuertemente de la competencia de otros aceites vegetales», manifestó el alto funcionario de la Comisión Europea.

«Cualquier subida en los mercados comunitarios -añadió-hará más crítica nuestra situación, puesto que desde hace unos años acumulamos excedentes, que en la actualidad se cifran en unas 100.000 toneladas.»

Fausto Luchetti se mostró igualmente preocupado por la situación oleícola en los países candidatos al ingreso, especialmente, en España, donde los excedentes alcanzan las 200.000 toneladas.

«Si, en teoría, España ingresase en la CEE en estos momentos, la situación comunitaria llegaría a límites muy peligrosos y nos convertiríamos en excedentarios estructurales», declaró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 1978