Presentación de "Arguedas entre sapos y halcones", de Vargas Llosa

« Este discurso viene a confirmar la trayectoria literaria de Mario Vargas Llosa, que, cediendo en sus ímpetus juveniles de querer abarcarlo todo, se ha convertido en sus últimos libros en un novelista mucho más sabio, irónico y profundo, satirizando aspectos concretos de una realidad, sin renunciar por ello naturalmente al juego de la imaginación»; dijo Rafael Conte en el acto de presentación del texto de Mario Vargas Llosa, José María Arguedas entre sapos v halcones, celebrado en el Instituto Iberoamericano de Colaboración.El texto de Vargas Llosa recoge el discurso del novelista latinoamericano para su ingreso en la Academia Peruana de la Lengua. «Sorprende -dijo Rafael Conte- de alguna manera el amor de Vargas Llosa por Arguedas, aunque data de antiguo: en 1961 apareció Los ríos profundos con un espléndido prólogo de Mario. Pero de alguna manera era algo inexplicable este amor, siendo que en su teoría literaria Vargas Llosa preconizaba la novela total, el novelista como deicida, y aparentemente, Arguedas es lo contrario.»

«Ahora -siguió Rafael Conte- este discurso confirma la travectoria literaria de Vargas Llosa: es precisamente el juego entre la atención irónica y profunda a la realidad y la imaginación -Pantaleón y las visitadoras, La tía Julia- lo que Vargas Llosa ve en la obra de Arguedas.»

Había comenzado el señor Conte, y sirve como resumen de su intervención, diciendo: «Recuerdo una cita de Eliot, que dice que "los únicos libros que merecen prologarse son los que no necesitan prólogo". Debo decir lo mismo: que merecen presentarse aquellos libros que no necesitan presentación. Y este es mi caso, señores, y el de Vargas Llosa, de sobra conocído por todos ustedes.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 25 de octubre de 1978.