Concentración de quince mil personas en defensa del euskera

Alrededor de 15.000 personas se concentraron el pasado domingo en la campa de Legaire (Alava) para asistir al acto final de la campaña Bai Euskarari (Sí al euskera), promovida por la Real Academia de la Lengua Vasca, después de que fuera suspendida su celebración en la fecha original como consecuencia de los sucesos de Pamplona y Rentería. Durante los actos estuvieron presentes el presidente de la Diputación Foral de Alava, Cayetano Ezquerra; el senador Orégui, así como el ex ministro del Interior del Gobierno vasco, Telesforo Monzón.

El Jaialdi bikaina euskararen alderako (Gran festival para la afirmación del euskera), que debía haberse celebrado el 16 de julio pasado, contó con la colaboración de cantantes, grupos de danzas, instrumentistas, bersolaris, así como de diversos grupos de deporte rural vasco.

A pesar de que estaba previsto que el presidente de la Academia vasca, padre Villasante, dirigiera unas palabras a los concentrados, por dificultades de última hora tuvo que ser el académico Enrique Knorr quien saludó al público en nombre de la organización. En su alocución señaló que «el día de hoy debe ser el que señale el fin de la invasión erderica (del castellano), ya que somos vascos y queremos seguir siéndolo. El momento es dramático, ya que si no lo evitamos el euskera morirá sepultado por las lenguas vecinas».

Por otro lado, los presos políticos de Euskadi difundieron un comunicado en el que, después de apoyar la campaña Bai Euskarari y denunciar la política antivasca del PSOE, llamaban la atención sobre la situación en que se encuentran los presuntos miembros de ETA Javier Morrás y Fernando Sáenz, trasladados de Pamplona a, la cárcel de Burgos, «que llevan casi un mes en celdas de castigo, tal y como se hacía en la época franquista con los presos políticos vascos».

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de septiembre de 1978.

Lo más visto en...

Top 50