Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huelga de gasolineras en Barcelona

El Sindicato de Transportes de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) presentó ayer solicitud ante la Delegación de Trabajo de Barcelona para iniciar, a partir del próximo 2 de septiembre, a las cero horas, una huelga indefinida del sector de gasolineras.

En rueda de prensa, representantes del comité regional de CNT, de la Federación Local de Sindicatos y de la comisión negociadora del convenio colectivo de estaciones de servicio, manifestaron que la adhesión de UGT y CCOO al convenio nacional del ramo «es ilegal y arbitraria, ya que a los convenios no pueden adherirse centrales sindicales, sino tan sólo comisiones negociadoras, según la ley de convenios colectivos de 1973». Añaden también, que en una reunión oficiosa con la patronal, ésta mostró a la comisión negociadora la firma de adhesión de las citadas centrales sindicales, pretendiendo así presentar el hecho como consumado y hacerlo ver así a los trabajadores.

La comisión negociadora del convenio provincial de estaciones de servicio está compuesta por doce personas: una perteneciente a CCOO, otra a UGT, un independiente y el resto a CNT. La situación más paradójica, se dijo, es que algunos afiliados a CCOO y a UGT han firmado adhiriéndose a la plataforma reivindicativa. Por otro lado, miembros de CNT informaron que en Barcelona y provincia el 75% de los trabajadores de gasolineras están afiliados a su sindicato, un 15 ó 20% no están afiliados a ninguna central sindical y el resto pertenecen a otros sindicatos. En Barcelona ciudad, el 90% están afiliados a CNT. Se informó también que las adhesiones a la huelga superan el 70% del total de trabajadores del ramo.

"No nos queda otro recurso"

«El convenio estatal está redactado para salvaguardar los intereses de la patronal», afirmó un representante de la comisión negociadora. añadiendo que: «Esta, al cerrarse en banda, no nos ha dejado otro recurso que el de acudir a la huelga. Los gasolineros queremos el convenio provincial, dado el alto índice del coste de la vida en Barcelona, donde se expiden cinco millones de Iltros diarios de gasolina, el 40%, aproximadamente, de los que se suministran en toda España.» Según la comisión, el caballo de batalla está en la reducción de la jornada laboral a cuarenta horas semanales.Referente a las declaraciones de CAMPSA en el sentido de cubrir de puestos de gasolina la zona en que se desarrolle la huelga, miembros del Sindicato de Transportes de CNT han manifestado que las cubas de CAMPSA no cumplían las condiciones reglamentarias de acordonar las gasolineras al descargar el combustible y que, ante la pretensión de poner cubas; en la calle, sería CAMPSA la que tendría que responsabilizarse del peligro.

Finalmente, se apuntó la posibilidad de que se iniciara otra huelga con parecidas reivindicaciones en Guipúzcoa y Vizcaya y se convoco a dos asambleas para el próximo día 31 encaminadas a estructurar la futura huelga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de agosto de 1978

Más información

  • A partir del 2 de septiembre