Crítica:CINECrítica
i

Infernal es la palabra

Tengo entendido -porque no lo he leído-, que Roger Zelazny es un interesante autor de ciencia-ficción. En cualquier caso, este Callejón infernal, basado en su novela Damnation Alley, es un bodrio absolutamente deleznable. Según Jack Smight, la destrucción del planeta no debe preocuparnos demasiado, si no es por el incremento de las cucarachas. Por lo demás, casi todo permanecerá igual: los buenos, buenos; los malos, malos, y los tontos, tontos. Hasta la televisión seguirá funcionando. A los protagonistas de Callejón infernal la tercera guerra mundial les deja fríos. No es que sean duros, no... Es que son unos absolutos estúpidos. En el más puro estilo televisivo, Smight nos narra el viaje de un reducido grupo, supervivientes de una base de lanzamientos de misiles, a Albany, única ciudad con vida que conocen. La escena de la llegada final es de una pobreza y una falta de imaginación totales y provocó una merecida pitada por parte del aburrido e irritado público.

Damnation Alley

Director. Jack Smight. Guión: Alan Sharp y Lukas Heller, basado en la novela de Roger Zelazny Fotografía: Harry Stradling Jr. Música: Jerry Goldsmith. Intérpretes: Jan-Michel Vincent, George Peppard, Dominique Sanda, Paul Winfield y Jackie Earle Haley. Norteamericana, 1976.Locales de estreno: Albéniz, Richmond y Pavón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 12 de agosto de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50