Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Washington refuerza el flanco norte alemán de de la OTAN

El compromiso del presidente Carter expresado por él durante su visita a los acuartelamientos norteamericanos en Wiesbaden, en el sentido de reforzar los efectivos de su país en Alemania Federal, han empezado a llevarse a la práctica. El séptimo ejército de Estados Unidos ha comenzado a preparar el transporte de efectivos con destino al norte de Alemania, mientras parece esperarse la llegada de nuevas tropas norteamericanas.Según medios militares alemanes, estos efectivos serían suficientes para dotar adecuadamente a tres nuevas unidades operativas especialmente entrenadas para una guerra relámpago. El comandante en jefe de la séptima división, general Blanchard, ha comentado a este respecto que depende de una decisión del Congreso de Washington el que se envíe ahora a la RFA material para diez divisiones y para otras unidades no dependientes de los estados mayores de las divisiones. Este criterio se refleja también en una información del periódico de las fuerzas americanas en Europa Stard and Stripes (Barras v Estrellas).

Este periódico anuncia una potenciación del flanco norte de Alemania, precisamente el último en recibir unidades norteamericanas, hasta que se abrió el primer cuartel de «boinas verdes» hace año y medio. Estas formaciones, establecidas en torno a Bremerhaven, tienen como principal cometido el de reforzar militarmente la costa Norte y controlar el cruce de unidades navales soviéticas, polacas y alemanas orientales hacia el Atlántico. Según el general Blanchard, las tropas ya establecidas o a punto de instalarse en el norte de Alemania deberían contar con bases de aprovisionamiento en Holanda, Bélgica y en el propio norte de la RFA, con lo que parece darse a entender que la zona inmediata al estrecho de Jutlandia, adquiere progresivamente el carácter de zona estratégica de primer orden con vistas a un posible bloqueo de la URSS, si se deteriorase la situación política entre los dos bloques.

Sin embargo, la alerta constante de los norteamericanos no se limita al Norte del país. En el Sur, el séptimo ejército posee efectivos para dos divisiones de refresco, formaciones que tradicionalmente se trasladan a la RFA todos los otoños para realizar maniobras. El próximo 28 de agosto comenzarán los próximos ejercicios tácticos previstos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de julio de 1978

Más información

  • Se cumplen las promesas de Carter