Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ester Tusquets: "Los editores tenemos mucho tiempo libre"

Ester Tusquets, editora desde hace muchos años, y directora de su propia casa, Lumen, se ha revelado también como escritora con El mismo sol de todos los veranos, una novela que pasa por ser autobiográfica y que está bien construida, meticulosamente escrita y cargada de ternura. «He podido escribir esta novela porque la edición me deja muchas horas libres. Escribir y editar se compaginan bien, precisamente por eso.»«En la novela tampoco he invertido mucho tiempo, aunque creo que está cuidada», dijo Ester Tusquets a EL PAIS. «Con el libro me pasa igual que con la editorial: ahora, con más de quinientos títulos en la calle, tengo un poco la sensación de que es una obra que camina sola, un poco desprendida de mí. Lo mismo que la novela, que ya está publicada, separada. »

«Recuerdo, en un caso y en otro, esos tiempos dorados de los orígenes, que es cuando las cosas son más propias. La editorial Lumen no fue algo que yo eligiera, pero sí algo muy divertido. Un tío mío tenía una pequeña editorial de textos religiosos, y el hombre en realidad alude a eso, al lema de este tío mío que venía a ser algo como «A Dios por la ciencia». Mi padre la consiguió a cambio de que yo eligiera uno o dos títulos al año, y así empezamos hace como dieciocho años. Entonces se planeaba todo en la biblioteca de casa de mis padres entre mi hermano y yo, y más tarde, una secretaria. Ahora ya es casi un monstruo en el que trabajan ocho personas.»

Sobre la novela dice Ester Tusquets: «Es curioso las vueltas que se le ha dado al lado autoblográfico. Las partes realmente más biográficas son aquellas que no lo parecen... Hay una historia amorosa que todo el mundo piensa queha ocurricio y no, es artificial en el sentido de no vivida por mí. En cambio, otras que aparecen como seguramente inventadas -ciertos pasajes del personaje con su marido- responden a experiencias reales. Lo que sí es cierto es que en la novela estoy muy yo. Con la protagonista coincido en cosas, pero ella funciona de una manera algo distinta a como yo lo hago. Yo -dice- tengo un sentido común muy catalán.»

Ester Tusquets pasa por ser feminista, incluso por serlo de esta manera agresiva de algunos grupos catalanes. «Soy feminista, claro. Pero tengo muchos matices que poner a las feministas. En principio, creo que los grupos feministas tienen que aceptar compañeros de viaje. Por ejemplo, yo rechazo el intento de algunas de crear un mundo cerrado a los hombres.»

«Por otra parte, tampoco creo que exista la posibilidad de una cultura femenina independiente, pero en cambio si creo que las mujeres, y las feministas, tenemos mucho que aportar en el mundo. Por ejemplo, creo con Virginia Wolf, que las mujeres deberíamos enseñar a los hombres ciertas reglas de honestidad, cómo trabajar sólo hasta cubrir las necesidades elementales, y luego dedicarnos a otras actividades que seguramente no están pagadas monetariamente. También, respecto al poder.» «Y va ves, yo milito en feminista -termina Ester Tusquets-. La vIda humana está abocada al fracaso. que es la muerte. Lo único es, elegir entre una u otra. »

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de julio de 1978