Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Celebración en toda España del Día Internacional de la liberación Homosexual

Más de 7.000 personas exhibieron en Madrid su orgullo gay en una manifestación convocada por el Frente de Liberación Homosexual de Castilla (Flhoc), a la que se sumaron todas las fuerzas políticas, sociales y sindicales, a excepción del Partido del Trabajo y de la ORT.

La manifestación partió a las siete en punto de la tarde de la calle de O'Donnell, junto a la torre de Valencia. La marcha la encabezaba una gran pancarta del Flhoc en la que se pedía la derogación de la ley de Peligrosidad Social. Inmediatamente después todos los grupos entremezclados exhibían pancartas alusivas a la libertad sexual y al derecho de cada individuo a utilizar su cuerpo libremente. Un numeroso grupo de trasvestis iba al frente de la manifestación. Al final, varios coches de la Policía Armada controlaba el desfile.«Qué demasiao, todos los peligrosos nos hemos juntao», «Somos personas, no payasos» fueron las frases más festivas que los homosexuales bailaban durante su desfile por O'Donnell y la avenida de Menéndez Pelayo.

Junto con estos gritos se pidió amnistía sexual, despenalización de todos los hechos considerados como delitos contra la moral y otros semejantes.

También hubo recuerdos para los compañeros presos y los que han sufrido -y todavía sufren- cualquier discriminación por su homosexualidad. No estamos todós, faltan los presos y Copel, gritaron por las seiscientas personas que han pasado este día encarcelados por delitos tipificados como sexuales. A mitad de la marcha, se guardó un minuto de silencio por la Francesa, un homosexual muerto al caer desde una tercera planta en la cárcel de Carabanchel, en 1976.

Un perfecto orden presidió la manifestación desde el principio hasta el final. El único incidente se produjo cuando a la altura del número 38 de la avenida de Menéndez Pelayo, cuando alguien lanzó desde un balcón un petardo. En un primer momento hubo confusión entre los manifestantes, pero rápidamente, los ánimos se calmaron y el acto prosiguió con toda normalidad.

Al margen de los miles de personas que participaron en la manifestación, eran muchos los que desde las aceras presenciaron el desfile sin atreverse a participar. La reacción general eran grandes aplausos y muestras de simpatías de los mirones.

 

Manifestaciones en el resto de España

 

En Barcelona, unas 2.000 personas se manifestaron a primeras horas de la noche del domingo por diversas calles del centro de la ciudad en respuesta a una llamada efectuada por diversas organizaciones de homosexuales. Al contrario que en Madrid, la manifestación había sido desautorizada por el Gobierno Civil de la provincia.

La concentración salió de la avenida de la Catedral y recorrió diversas calles del centro de la ciudad, hasta terminar en las Ramblas. A lo largo del trayecto se corearon diversos slogans contra la ley de Peligrosidad Social y a favor de la amnistía sexual y de la libertad en este ámbito. En cabeza de la manifestación iban dos pancartas que decían: «No somos maricones, somos transexuales» y «La Iglesia no nos acepta, pero Dios nos quiere», según nuestro corresponsal, Enric Canals.

 

La prohibición de la manifestación por parte del Gobierno Civil originó que alrededor de quince miembros del Front d'Alliberament Gai de Catalunya iniciaran una huelga de hambre en la parroquia de Sant Miquel del Port. Los huelguistas abandonaron el encierro para acudir a la manifestación.

En Bilbao, alrededor de seiscientas personas se manifestaron en demanda de un indulto general para los presos sociales y en petición de la abolición de la ley de Peligrosidad Social. El acto fue convocado por la Copel y el Movimiento para la Liberación de los Gais de Euskal Herria. Durante la manifestación se aludió a la depuración de los jueces fascistas y se pidió libertad para las lesbianas, respuesta a las violaciones, solidaridad con la mujer y abolición de las cárceles, según informó nuestro corresponsal, Jesús Ceberio.

José Aguilar,corresponsal de EL PAIS en Sevilla, informó que varios centenares de personas participaron el domingo en un mitin por la libertad sexual y la abolición de la ley de Peligrosidad Social, convocadas por el Movimiento Homosexual de Acción Revolucionaria. El acto contó con la adhesión del PSOE, PCE y otros partidos, organizaciones y sindicatos de izquierda. Durante el mitin se pronunciaron gritos de Presos a la calle, maricones también y Machismo no, seamos naturales, y se criticó la actitud de los partidos parlamentarios y, especialmente, de la ORT y el PTE, que fueron calificados de estalinistas.

 

Asociación de homosexuales de la tercera edad

 

Por otra parte, acaba de formarse en Londres la primera sociedad nacional para homosexuales y lesbianas en la tercera edad, que pretende velar por la salud y derechos sociales de este sector de la población. Según Efe, la Gay Care, nombre del nuevo organismo, quiere crear el primer asilo de ancianos sodomitas del mundo en el Reino Unido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 1978