Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Selipe

Cincuenta años de crítica taurina. Algo sin precedentes. Selipe ahora en Ya, antes en Hoja del Lunes, de Madrid, aún antes en Abc, y así hasta llegar, cincuenta años atrás, al periodismo taurino en Sevilla, ha ejercido ininterrumpidamente su magisterio sobre quienes nos dedicamos a estas tareas, y entre aficionados también. Durante medio siglo nada menos.Muchos nos hemos iniciado en nuestra afición leyendo a Selipe. Su crónica notarial, limpia, ceñida, exacta, es la lección diaria acerca de lo que fue la corrida y de lo que debió ser, en el marco de la abstracta ciencia de la tauromaquia.

Su trayectoria es un modelo de rectitud, que modas ni presiones pudieron desviar jamás. Vio a Belmonte, vio a Manolete. vio a El Cordobés, ha vivido la pintoresca pirueta del pleito de los manguitos. De toda época, nada menos que durante cincuenta años de historia del toreo, ha sido testigo, juez inapelable a un tiempo, y sigue.

La veteranía es un grado y ya por ello lleva Selipe muchos años en el decanato de la crítica taurina. pero además no hubo. y dudamos llegue a haber en el futuro, quien con tanta propiedad pueda ostentar este rango.

Compañeros de la crítica taurina le rinden homenaje. al que desde aquí nos adherimos. Y manifestamos nuestro deseo de que el maestro continúe muchos años en la tarea de enjuiciar la fiesta, para bien de la misma y permanencia de sus enseñanzas.

José María del Rey Caballero. Selipe: un ejemplo permanente de dignidad en el ejercicio de la profesión para cuantos nos dedicamos a este oficio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de junio de 1978