Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno paliará el déficit del transporte en Barcelona

El alcalde de Barcelona, José María Socías, no dimitirá de su cargo al haber obtenido del Gobierno el compromiso de encontrar una solución al grave problema del transporte urbano municipal durante el presente mes de junio. El alcalde Socias manifestó ayer que en el mismo plazo de tiempo quedará constituida una comisión interministerial que estudiará el déficit del transporte urbano de Barcelona y propondrá medidas a corto y largo plazo. «Interesa -dijo el alcalde de Barcelona- que, junto a la inmediata solución económica, se estructure una política de transportes urbanos.»

El alcalde Socías manifestó que la comisión interministerial contará con el resultado de la auditoría que está investigando la gestión del servicio municipal de transportes durante los últimos tiempos.José María Socías había dejado entrever la posibilidad de su dimisión en el caso de que no consiguiera una respuesta favorable por parte del Gobierno sobre el déficit de 10.000 millones que pesa sobre los transportes urbanos. Este déficit alcanzará a finales de 1978 los 12.400 millones.

Socías mantuvo anteayer sendas entrevistas con el presidente Adolfo Suárez, el vicepresidente Abril y el ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa.

En el transcurso de las mencionadas entrevistas obtuvo el citado compromiso, cuya principal baza, según sus propias manifestaciones, es que no gravará la hacienda municipal y que en ningún caso la solución al déficit de transportes supondrá una subida de las tarifas en los transportes.

El propio alcalde manifestó ayer que el apoyo de las secciones barcelonesas de Socialistas de Cataluña y PSUC, así como de la Federación de Asociaciones de Vecinos y la entidad Amics de la Ciutat había sido decisivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de junio de 1978

Más información

  • Socías no dimitirá