Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gonzalo Armero: "No estoy haciendo una revista de UCD ni de nadie"

Declaraciones del director de "Poesía", nueva publicación del Ministerio de Cultura

«Poesía es una revista abierta a todas las tendencias, tanto ideológicas como estéticas», ha dicho Gonzalo Armero, su director, a EL PAIS. «No estoy haciendo la revista de UDC ni la de ningún otro grupo, ni capilla, ni círculo. Ni siquiera se va a ceñir a lo que tradicionalmente se llama poesía. Como se explicaba en la nota editorial que abre el número uno, intentamos recuperar el primitivo sentido de la palabra griega, que se refiere al simple hacer, o al menos simple crear.»

La revista, publicada por el Ministerio de la Cultura y dependiente de la Dirección General de Difusión Cultural, corresponde al pasado mes de marzo y será distribuida en los próximos días. Este primer número cuenta con textos e ilustraciones de Vicente Aleixandre, Jorge Guillén, Palazuelo, Francisco Pino, Rafael Sánchez Ferlosio, Maurice Blanchot, Paul Celan y Kurt Schwitters. Con todo ello, y un trabajo de montaje y diseño verdaderamente hermoso, ha resultado un producto cuando menos insólito. Gonzalo Armero cuenta así el proceso de creación de la revista: «Cuando me llamó el Ministerio para dirigirla, Poesía dependía del Instituto de Nuevas Formas, que entonces comenzaba a dirigir Fernández Alba. Antonio Papell, que entonces era director general de Difusión Cultural, me garantizó absoluta libertad y había un cierto optimismo presupuestario. En este ambiente comenzamos a trabajar.»«Como no había una finalidad que cumplir al margen del carácter de extensión cultural propio de una revista de creación, y como tampoco habla servidumbres con ninguna capilla, literaria o no, reunimos los materiales y empezamos a trabajar, contando con lo que yo sabía que existía en la creación literaria. Una vez que tuvimos los materiales para el primer número, y a partir de sus características especiales, encontramos que necesitaban un tratamiento muy especializado. Entonces entramos en la fase de realización gráfica de la revista, que es la que le da su carácter de novedoso. En esta fase tuvo especial importancia la intervención de Diego Lara, responsable de ese salto cualitativo que da la revista, hecha precisamente en función de los textos, pero potenciándolos en el diseño y la maquetación.»

«Así que ahí está, todavía sin ser contrastado más que por muy poca gente, este primer número de la revista. El próximo quiero que se fabrique un poco de la misma manera, respondiendo a los materiales y respetando del anterior únicamente el formato.»

Sobre las fuentes de la revista dice: «Sorprende porque aquí es nueva esta idea, y creo que lo nuevo ha sido el proceso. Nos hemos inspirado en algunas grandes revistas europeas, y también en ese momento hermosísimo para las realizaciones gráficas que es la década de los años veinte, y la de los treinta, la revolución tipográfica de las vanguardias del primer tercio del siglo.»

Por fin, Gonzalo Armero habla sobre la situación administrativa actual y sobre los proyectos por venir: «Después de estos meses de complicaciones, el actual director general de Difusión Cultural está bastante entusiasmado con el tema. Ahora estamos trabajando, incluido Juan Antonio Molina Foix, que oficia de secretario de redacción, en el número dos, que estará en la calle en julio. A partir de entonces aparecerá con periodicidad bimensual. Tenemos pensados números dedicados a Pessoa, Larrea, Raymond Russell, bloques dedicados a la poesía en las distintas lenguas peninsulares, ampliación de contacto con pintores e ilustradores y otros muchos proyectos que, felizmente, van saliendo. »

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de mayo de 1978