Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Consejo de Ministros

El Gobierno intensifica sus contactos con el Consejo General vasco

El Gobierno emitió ayer, tras su reunión en la Moncloa, un amplio comunicado sobre las últimas acciones violentas en Navarra y el País Vasco, en el que afirma que «coincide con importantes sectores y fuerzas políticas en destacar que el recrudecimiento de la acción violenta se produce en perfecta sincronización con el importante momento político que vive España al alumbrar su nueva Constitución». Más adelante señala que «está intensificando sus contactos con el Consejo General vasco a fin de lograr el más perfecto entendimiento para la justa resolución de los problemas».La nota gubernamental, que comienza señalando la coincidencia entre violencia y debate constitucional, «lo que revela los fines claramente antidemocráticos y opuestos a las tradiciones del pueblo vasco que persigue ETA con sus actuaciones», prosigue:

«Y al reconocer y proclamar la inutilidad a que indudablemente conduce tan irracional violencia no quiere silenciar, sin embargo, su preocupación por el peligro que la realización de estos hechos encierra para la paz social, cuya protección y defensa es y será firmemente mantenida y conservada. Decaídos todos los pretextos que en el orden político pudieran alentar en el pasado estas acciones, sólo la profesionalidad del crimen puede explicar la persistencia en esta actitud de violencia.»

«Legalizadas las centrales sindicales y los partidos políticos -prosigue la nota-; expresada libremente la voluntad popular a través de las elecciones generales del 15 de junio; conferida la representación política mediante el voto a sus auténticos y legítimos representantes en el Congreso y en el Senado; promulgada y aplicada la an,stía; aprobado el régimen preautonómico en el País Vasco y constituido su Consejo General y la comisión mixta de transferencia de competencias, el Gobierno considera que los cauces de diálogo y participación política han quedado establecidos y expeditos, careciendo en absoluto de justificación todo procedimiento para suplantar la voluntad popular. »

«El Gobierno afirma -continúa la información oficial- que el ejercicio de su autoridad en modo alguno resultará afectado o cohibido por el empleo de la coacción y de la violencia, a cuyo objeto utiliza todos los resortes del poder que la legalidad y legitimidad le otorgan para que la comunidad nacional y, dentro de ésta, el pueblo vasco, pueda desarrollar pacíficamente su actividad y expresar libremente su voluntad política.» .

Tras señalar que se intensifican los contactos con el Consejo General vasco, la nota añade que «el Gobierno continúa en sus esfuerzos para dotar a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado de los medios técnicos y materiales, así como de las facultades legales necesarias para la mayor eficacia de su misión, prestándoles toda la ayuda y protección precisas, en la convicción de que al hacerlo así se está protegiendo y apoyando la tranquilidad pública».

La nota concluye dando algunos detalles sobre las últimas detenciones de miembros de ETA en Vizcaya y de los supuestos autores de la muerte del subteniente de la Guardia Civil Juan Eseverri, ocurrida en Pamplona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 1978