Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Treinta mil representantes del sector agrario se eligen mañana

«Se trata de devolver las Cámaras Agrarias a los agricultores», dijo ayer ante las cámaras de RTVE el ministro de Agricultura, Jaime Lamo, al ser interrogado respecto del objeto final de las elecciones que mañana se celebran en toda España, para cubrir unos 30.000 puestos de representación.El titular de Agricultura señaló también que el abanico de servicios de las Cámaras era muy amplio, extendiéndose desde los estrictamente agrarios hasta la asistencia y asesoramiento en materia de ámbito rural. También abordó el señor Lamo la absoluta garantía democrática de las votaciones, citando el retraso habido en los comicios -convocados en principio para el pasado 30 de abril- como período para perfeccionar tales garantías y poder estudiar detenidamente todas las reclamaciones.

Al final de su intervención, el ministro de Agricultura pidió encarecidamente a los agricultores que acudieran a depositar su voto en las urnas, mañana, con absoluta tranquilidad, eligiendo en conciencia.

Silencio del IRA

A última hora, el Instituto de Relaciones Agrarias (IRA) y la Junta Central Electoral decidieron no pronunciarse oficialmente respecto al desarrollo de la campaña para las elecciones a Cámaras Agrarias que mañana se celebran en toda España y las presuntas irregularidades que se han producido en la elaboración de los censos.

Fuentes del IRA señalaron ayer a EL PAIS que los motivos por los que, finalmente, se habían decidido a no pronunciarse sobre la polémica se centraban sobre todo en el ansia de guardar una postura absolutamente imparcial en los comicios, evitando que un señalamiento de irregularidades pudiera interpretarse como una toma de postura partidista, a sólo veinticuatro horas de las votaciones. Las mismas fuentes precisaron, sin embargo, que se estaban investigando minuciosamente todas las denuncias presentadas formalmente.

Por otra parte, a menos de 48 horas del inicio de las votaciones, representantes de la Unión de Campesinos Leoneses (UCL) comunicaron haber detectado diversos casos de falsificación de firmas en los documentos de presentación de candidaturas del Sindicato Independiente de Campesinos (SIC).

Asimismo, fuentes de UGT en Badajoz denunciaron ayer la omisión de 30.000 potenciales electores, afiliados a la Federación de Trabajadores de la Tierra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de mayo de 1978

Más información

  • Jaime Lamo garantizaza el carácter democrático