Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Canarias, ante la OUA

Intervenciones de la organización africana en temas relacionados con España

La toma de postura del Comité de Liberación de la OUA no constituye la primera ocasión en que temas relacionados con España se tratan en las reuniones de la Organización para la Unidad Africana, puesto que el problema de Canarias, así como cuestiones relativas al Sahara, fueron tocados ya en otras ocasiones, si bien a distintos niveles.La Organización para la Unidad Africana (OUA) nació como resultado de un proceso histórico en el que los pueblos africanos luchan contra el colonialismo y aspiran a «la independencia en un Africa unida».

Estas palabras, pronunciadas por el presidente de Senegal, Leopoldo Senghor, en 1961, resumen muy bien el período que va desde la Conferencia de Estados Africanos Independientes, celebrada en Acra, en 1958, hasta mayo de 1963, fecha de creación de la OUA, en Addis-Abeba. La OUA sirve para cristalizar definitivamente en el plano jurídico internacional las aspiraciones africanas demostradas ya en el período de referencia por la creación de otras organizaciones y entes supranacionales.

Los órganos principales de la OUA son:

1. La Asamblea: integrada por los jefes de Estado o jefes de Gobierno. Se reúne al menos una vez al año. Coordina y armoniza la política general de la OUA, crea nuevos órganos y aprueba las actas del Consejo de Ministros.

2. El Consejo de Ministros: integrado por los titulares de Asuntos Exteriores o sus delegados. Se reúne al menos dos veces al año. Sus funciones son: preparar las Asambleas Generales, ejecutar las resoluciones y actuar en nombre de lo que la Asamblea le delegue, así como aprobar el presupuesto de la Organización.

3. El Secretariado: dirigido por un secretario general administrativo y varios adjuntos nombrados por la Asamblea. Tiene funciones, en su mayor parte, administrativas.

4. Comisiones. Creadas por la Asamblea para todos aquellos problemas que requieran de las mismas.

Actualmente se desarrollan en Trípoli conversaciones entre los ministros de Asuntos Exteriores de los países de la Organización para estudiar la situación y los puntos conflictivos de Africa. Entre los temas a tratar se encuentra el de las Canarias, que tanta importancia tiene para España. En las reuniones previas del llamado Comité de Liberación de la OUA fue planteada la cuestión canaria y oída la intervención del independentista Antonio Cubillo, desplazado a Trípoli desde Argel.

Ocasiones anteriores

No es la primera vez que en las reuniones de la OUA, en sus diferentes niveles, se tratan temas directamente relacionados con España. Ya en junio de 1977 la diplomacia española desplegó iniciativas ante diversos Gobiernos africanos para impedir que las islas Canarias entraran como tema de la agenda de preocupaciones de la OUA. Sin embargo, en esas fechas, y como culminación de las iniciativas argelinas, que desde 1968 intenta poner sobre el tapete de reuniones las cuestiones sahariana y argelina, el Consejo de Ministros de la OUA, a propuesta del Comité de liberación de la misma, intentó el envío a Canarias de una comisión investigadora para comprobar sobre el terreno el apoyo popular que tuviera el MPAIAC. La idea no prosperó por las presiones que todas las fuerzas políticas españolas y canarias realizaron. En contra de la constitución de la comisión se manifestó también, enérgicamente, el presidente de Gabón, país organizador de la Conferencia, y presidente a su vez de la OUA en dicho período, Omar Bongo. El señor Bongo, en una visita que realizó a nuestro país en noviembre pasado, se reafirmó en su idea con las siguientes palabras, recogidas por la prensa española: «Mientras yo sea presidente de la OUA, el tema de las Canarias no se discutirá en el seno de este organismo.»

La postura opuesta fue defendida por Argelia y Madagascar, países estos que llegaron a solicitar de la OUA y de los veinte Estados que la integran la ayuda activa, diplomática y militar para el movimiento de Cubillo.

Ya en ocasiones anteriores las posturas argelinas en el seno de la OUA han sido conflictivas en lo tocante a los temas del Sahara y las Canarias. En la reunión anual de la OUA de junio de 1976 en la isla Mauricio, la posición argelina de apoyo al Frente Polisario triunfó, así como una condena a Marruecos y Mauritania «por haber violado el respeto a las fronteras territoriales heredadas del colonialismo». Como protesta, Marruecos abandonó las tareas de la Organización en febrero de 1977.

La presión argelina sobre estos temas parece encaminada a lograr que España varíe su posición sobre el Sahara, apoyando al Frente Polisario contra Marruecos, para así salvar las Canarias. La respuesta de las fuerzas políticas canarias fue unánime frente a estas pretensiones de negar o debilitar la «españolidad» de las islas. El argumento más importante lo dan las cifras de las elecciones del 15 de junio pasado, en las que los grupos separatistas canarios, agrupados en Pueblo Canario Unido, obtuvieron 18.000 votos en la provincia de Las Palmas (un 6% del total) y resultados insignificantes en la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de febrero de 1978