Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimiten los directores de los cuatro telediarios

Los directores de los cuatro telediarios de la primera y segunda cadenas de Televisión Española presentaron ayer su dimisión al director general de Radiodifusión y Televisión, Fernando Arias Salgado, por considerar que la reciente reestructuración de los servicios informativos de TVE recorta sus competencias, según expresaron en una carta. El director general aceptó las dimisiones de Ladislao, Azcona, Eduardo Sotillos, Pedro Macía y Miguel Ángel Gozalo, que ayer dirigieron por última vez sus respectivos programas.

En las últimas semanas se venía hablando de la supresión de uno de los telediarios, con lo que quedarían, en la primera cadena sólo dos, uno a las tres de la tarde y otro a las diez. Para dirigirlos se daban los nombres de Pedro Macía, considerado afín a UCD y Federico Ysart, asesor de la vicepresidencia del Gobierno para Asuntos Políticos. La reestructuración a que hacen referencia los directores de los telediarios en su carta se refiere a los nombramientos de Fernando Bofill, José María Carcasona y Feliciano Lorenzo Gelices como directores adjuntos para los servicios informativos, programación y gerencia, respectivamente, lo que se considera como una nueva penetración del Opus Dei en RTVE. Además, parece que existe la intención de crear unas jefaturas de área para economía, cultura y demás temas, que controlarían la información de todos los telediarios de forma unificada. En palabras de uno de los dimisionarios, «pretenden recortar nuestras competencias de directores mediante unos cargos intermedios que actuarían de comisarios para controlamos, y a eso no estamos dispuestos».

EL PAIS planteó a Ladislao Azcona y Eduardo Sotillos la posibilidad de que se considerara que dimitían adelantándose a su posible cese, de llevarse a cabo la reducción del número de telediarios. El hasta ahora director de la primera edición respondió: «Por eso no dimiten cuatro personas, aunque podría decirse que alguno tiene ya una propuesta en firme.» Eduardo Sotillos manifestó: «Mi dimisión no pretende parecer fácil o difícil, sino que es una respuesta a una actitud de conciencia.»

En cuanto a Pedro Macía, EL PAÍS le preguntó si aceptaría la dirección del Telediario de las tres de la tarde, de llevarse a cabo la reestructuración, después de haber dimitido del actual. El señor Macía afirmó que no le parecía oportuno comentar nada, y añadió: «Yo he dimitido de unas funciones, pero no de Televisión. Si me ofrecen otro puesto y veo los condicionamientos, puedo aceptarlo. »

Junto a la afirmación de una «disminución ostensible de funciones», los hasta ahora directores de los espacios informativos diarios aludían en su carta a la nota dada por Televisión para explicar los cambios recientes, en la que se decía que «en el área informativa se pretende garantizar un tratamiento profesional de a información basado en la concepción de un solo equipo de trabajo: los servicios informativos». «Puesto que los máximos ejecutivos orgánicos de estos servicios -dice la carta- hasta el momento no sólo permanecen en sus puestos, sino que se ven potenciados con un ascenso, debemos entender, en buena lógica, que éramos precisamente nosotros, los responsables en cada equipo de Telediario, quienes dificultábamos este tratamiento profesional.» El escrito de los directores añadía que «en oposición a ese criterio, no parece exagerado afirmar que la opinión pública no ha rechazado precisamente el trabajo de los telediarios, según se desprende de los índices de aceptación y credibilidad ofrecidos por el Departamento de Investigación de Audiencia de la propia RTVE».

A las doce de la mañana de hoy se reúnen los integrantes de las cuatro redacciones de los telediarios para plantear el tema de la dimisión de sus directores. El ambiente, al menos en la primera y segunda ediciones, es de apoyo a la actitud de los dimisionarios.

A las 10.30 de la mañana de hoy se reúne el Consejo, Rector de RTVE. Javier Solana, representante del PSOE en el Consejo, envió ayer un telegrama al presidente del mismo para que incluya en el orden del día el tema de los nuevos nombramientos en Prado del Rey. Al comienzo de la reunión, diversos grupos profesionales de Televisión entregarán a los componentes del Consejo un documento protestando por los nuevos nombramientos y afirmando que suponen una violación de los pactos de la Moncloa, pues no se ha contado con el Consejo Rector ni con la opinión de los profesionales.

El documento, cuyo borrador se aprobó ayer en diferentes asambleas, afirma, entre otras cosas, con respecto a los nombramientos de Rafael Ramos Losada, Fernando Bofill, José María Carcasona y Feliciano Lorenzo Gelices, que «la trayectoria profesional y política de las cuatro personas designadas -tres de ellas relacionadas con un grupo socio-religioso bien conocido- refuerza aún más nuestra convicción de que el Gobierno no sólo desprecia el pluralismo que dice respetar, sino que no abriga el menor propósito de abordar la .reestructuración de RTVE de forma inequívocamente democrática». Asimismo, el texto manifiesta que el Gobierno «no busca, pues, capacidad y eficiencia en los gerentes, sino docilidad y sumisión», y cuestiona la capacidad profesional de los cuatro dirigentes aludidos.

Los firmantes piden al Consejo Rector que solicite la revocación de las medidas mediante las que se ha modificado la estructura orgánica de RTVE y que exija al director general cumplida información sobre quiénes le han asesorado para llevarlas a cabo, así como que se redacte de inmediato el estatuto de RTVE, y señalan que si sus demandas profesionales no son atendidas, debe retirarse la representación parlamentaria del Consejo Rector, para que «su presencia no se utilice como coartada democrática ».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de enero de 1978

Más información

  • Malestar en Prado del Rey por los últimos nombramientos