Los Presupuestos del Estado pueden volver al Pleno del Senado sin variación

Los grupos parlamentarios de UCD y socialistas del Senado unieron ayer sus votos, en la primera sesión que la Comisión de Presupuestos celebró para dictaminar el proyecto de ley sobre los presupuestos del Estado, para rechazar el dictamen de la ponencia de la comisión, que era distinto del enviado por el Congreso, así como las enmiendas presentadas, y hacer que se aprobase el texto del Congreso.En el ambiente de la comisión se puso de manifiesto la necesidad de proceder de esta forma, para evitar el grave retraso de la aprobación final de la ley presupuestaria que se produciría con una posible variación, puesto que en este caso habrían de someterse las discrepancias a una comisión mixta de ambas Cámaras.

Una vez aprobados por unanimidad los seis primeros artículos, se pasó al debate del artículo siete, sobre financiación exterior del déficit presupuestarío, respecto al que el senador de UCD, Manuel Damas, defendió una enmienda que pedía un incremento en la asignación delIryda para realizar regadios. La petición fue rechazada por Rafael Calvo, también de UCD, que se basó en la necesidad de no incrementar el gasto.

Posteriormente, se produjo un fuerte debate entre socialistas y miembros de UCD, sobre la enmienda propuesta -por el senador de este grupo, Emilio Casals, en la que se pedía un aumento de 20.000 millones en las subvenciones a la ensenanza privada «para Que toda la enseñanza sea realmente gratuita». El senador de UCD, señor Martínez Fuertes, dirigente de la enseñanza privada, hizo una acalorada defensa de la propuesta.

Frente a ello, el socialista Francisco Ramos se mostró favorable a que, en todo caso, ese aumento fuera a cubrir las carencias de la enseñanza estatal.

En la votación de este artículo se unieron los votos de UCD y el grupo socialista para rechazar el informe de la ponencia y las enmiendas presentadas al mismo, aprobándose finalmente el dictamen del artículo tal como lo envió el Congreso.

Más adelante fue rechazada una enmienda del grupo socialista que afectaba a los artículos 8 al 14 y proponía la inclusión de unos nuevos artículos, 16 bis y 22 bis, así como una nueva disposición adicional tercera. La ponencia no admitió a trámite las propuestas, en la mayoría de los casos, por considerar que implicaban aumentos de gastos.

El resto de la parte del informe referida al articulado fue aprobado por unanimidad por no existir enmiendas. En el debate sobre las secciones fue aprobado íntegramente el dictamen de la ponencia desde la primera sección hasta la l7.

En la sección 18 se reprodujo el debate sobre la enseñanza, por una enmienda socialista que pedía una redistribución de fondos del Ministerio de Educación, contra la que el ucedista Martínez Fuertes salió en defensa del sector privado de la enseñanza.

Finalmente, fue rechazada la enmienda socialista a la sección 21, en la que se pedía la supresión de un crédito destinado al Instituto de Relaciones Agrarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 10 de enero de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50