Carter finaliza su gira europea

El presidente norteamericano habla del "papel benéfico" del socialismo francés

Los presidentes francés y americano, Valery Giscard d'Estaing y Jimmy Carter, resaltaron con el mismo entusiasmo que «a partir de ahora podremos trabajar juntos, útilmente, en favor de la comprensión, la paz y la justicia en el mundo». A primera hora de la mañana, el señor Carter había recibido a dos líderes de la oposición de izquierdas, el socialista François Mitterrand y el radical de izquierdas Robert Fabre, estimando que el primero de ellos realiza una labor «benéfica» en la vida política francesa.El primero que se interrogó sobre la ambigüedad de la frase del presidente americano, «Mitterrand juega un papel benéfico en la política francesa», fue el primer secretario del Partido Socialista (PS), señor Mitterrand. «No sé qué sentido da él a benéfico, aclaró este último. «Por mi cuenta pienso que mi papel y el del Partido Socialista han sido benéficos si llevamos las esperanzas del pueblo francés hasta el poder para asegurar el éxito de la izquierda.»

Más información

A pesar de la «frase», el señor Mitterrand aseguró que su entrevista con el señor Carter «ha sido muy interesante para mí», y en el seno del partido se subrayó que «el comportamiento de Carter constituye una ruptura respecto a la actitud de Estados Unidos con la izquierda francesa».

En medios del Partido Comunista se estima que las entrevistas de Carter con Mitterrand y Fabre han sido el retoque final de la operación electoral francesa que ha realizado el presidente americano en Francia para favorecer la victoria de la derecha giscardiana.

Mutuos elogios

Los dos presidentes, tras una última y breve reunión de trabajo ayer por la mañana, se felicitaron del éxito total de la estancia del presidente americano en Francia: «Por primera vez no ha habido presiones de ninguna de las dos partes con objeto de modificar la política de una de ellas», declaró el señor Giscard d'Estaing que, de manera especial, saludó el «idealismo» que el señor Carter desea, en su opinión, introducir en la política exterior americana.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Sobre la cuestión del Oriente Próximo, uno de los temas vedette de las entrevistas, el señor Carter insistió en que, a pesar de las dificultades, serias aún, «la dinámica de la paz podrá ser preservada, a mi juicio, en el curso de los trabajos de la comisión egipcio-israelí que se reunirá a mediados de enero».

Sólo la cuestión del desarme y de la no proliferación nuclear podía ofrecer motivos de divergencias pero ayer se aseguraba en medios competentes que las políticas de ambos Gobiernos, en este aspecto se han aproximado. El señor Carter, opuesto al iniciar su mandato, a la construcción y venta de sobrerregeneradores, ha cedido en parte y, por su lado, Francia, que negocia con China un mercado importante de centrales nucleares, estaría dis puesta a imponer condiciones qu disminuyan las posibilidades de fabricación de bombas atómicas a partir del plutonio que se obtiene con los sobrerregeneradores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de enero de 1978.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50