Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva propuesta argelina para una conferencia sobre el Sahara

Una proposición de Argelia a España para que tome la iniciativa de convocar una conferencia entre todas las partes implicadas en el Sahara ha sido reiterada por un alto responsable argelino, el vicepresidente de la Asamblea Nacional Popular, Laker Layachi.La tesis de Layachi desarrolla las líneas maestras de un artículo publicado recientemente por el director del diario oficioso argelino El Mudjahid (véase EL PAIS del 22-12-1977), algunos de cuyos puntos fueron acogidos favorablemente incluso por el Ministerio español de Asuntos Exteriores, según fuentes dignas de crédito.

Lo que en medios políticos relacionados con el conflicto se consideró como la base de partida para un nuevo diálogo hispano-argelino sobre el tema, fue cortado, sin embargo, de raiz por el incidente diplomático suscitado pocos días después a propósito de la defensa hecha, desde medios periodísticos oficiales argelinos, de Cubillo y su movimiento independentista canario.

Ahora, el vicepresidente de la Asamblea Nacional Popular argelina insiste en la línea aparentemente moderada» sugerida por el director de El Mudjahid. Línea que se resume en los siguientes puntos:

- España habría actuado de buena fe en la firma de los acuerdos de Madrid, y con su declaración del 26 de febrero de 1976 (que no reconoce la autodeterminación ejercida a través de la Yemaá saharaui), exluyó cualquier aceptación de la soberanía marroquí y mauritana en el Sahara.

- Los acuerdos de Madrid han sido violados por Marruecos y Mauritania porque no cumplieron sus cláusulas económicas (sobre todo en el terreno de la pesca) y no ejercieron correctamente el principio de autodeterminación en el territorio.

- En consecuencia, Argelia ya no insistiría tanto, en que España denunciase los acuerdos de Madrid como en que exigiese su cumplimiento íntegro.

- El desarrollo de la crisis afecta a los intereses españoles en la zona como consecuencia de la intervención directa de otra potencia «con pretensiones hegemónicas».

- España debe convocar una reunión entre todas las partes, pero Argelia insiste en que, en la misma, esté presente el Polisario como representante del pueblo saharaui.

Funcionarios españoles han declarado repetidas veces que el Gobierno español nunca tomará la iniciativa de convocar una reunión tal, pero que no se negaría a asistir si fuese convocada, por ejemplo, por las Naciones Unidas.

Senador de UCD reacciona

El texto de Layachi, que según el diario El Imparcial de ayer fue transmitido por la embajada argelina a los senadores españoles, fue interpretado, sin embargo, por el senador de UCE, por Vizcaya, Martin Fernández Palacios, como una «intolerable injerencia» más de Argelia en los asuntos españoles, en la línea de los artículos publicados sobre Canarias.El alegato del senador Fernández Palacios, publicado en el mismo diario, constituye el ataque más duro hecho hasta ahora por un representante del partido gubernamental español contra el régimen argelino, al que acusa de absoluta falta de libertad» y de desconocer «el respeto más elemental a las garantías exigibles en cualquier nación civilizada».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de diciembre de 1977

Más información

  • Se pide a España que la convoque