Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El País Vasco puede situarse a la cabeza del paro en España

Cerca de 80.000 parados hay en la actualidad en el País Vasco. Las previsiones del INE (Instituto Nacional de Estadística) y de las Cámaras de Comercio para el mes de abril sitúan esta cifra por encima de 110.000, lo que supone más de un, 13 % del volumen total de asalariados de las provincias vascas (760.359 en 1975). Algunas personas consultadas, más pesimistas, afirman que el paro estimado podría llegar en el País Vasco, en las mismas fechas, a las 130.000 ó 140.000 personas, alcanzando Vizcaya niveles del 20 al 22 % de desempleo, y del 15 al 17 % en Guipúzcoa.Mientras, disminuyen alarmantemente las carteras de pedidos y los porcentajes de producción, y crecen los expedientes de crisis (450 en Vizcaya y mas de trescientos en Guipúzcoa).

Detalle significativo, también, de la difícil situación económica que atraviesa el País Vasco, es el alto porcentaje de empresas que han solicitado moratoria en el pago de las cuotas a la Seguridad Social (185 en Vizcaya, y 41 en Guipúzcoa, hasta finales del mes de agosto).

Él porcentaje debe ser similar en Guipúzcoa, donde por procedimiento de apremio, la Seguridad Social, en los meses de julio y agosto, cobró deudas por un valor total de 63 millones de pesetas a 162 empresas, mientras que otras 48 sólo han ingresado la cuota obrera.

En Vizcaya no cotizan a la Seguridad Social las más fuertes empresas, como Babcock Wilcox (desde enero), Echevarría (desde febrero), Astilleros Españoles (junio), Altos Hornos (julio). Mientras, Sefanitro ha pedido, al parecer, moratoria. General Eléctrica y Olarra están al corriente de pago.

En el análisis detenido de cada una de las provincias vascas (en total suponen el 9 % del producto interior bruto) demuestra que, pese a estar todas afectadas por la crisis económica, son fundamenlalmente Vizcaya y Guipúzcoa (50 % y 25 %, respectivamente, del producto regional vasco), las que sufren con mayor fuerza sus efectos.

Delicada situación de Vizcaya

En Vizcaya (430.000 personas de población activa) es público ya que, al menos media docena de las empresas más importantes -todas de varios miles de trabajadores-, pasan por una situación delicada cuando no peligrosa. Ese es el caso de Babcock Wilcox (5.000 trabajadores), Astilleros Españoles (8.132 más 2.300 trabajadores de industrias auxiliares internas). Con dificultades están también empresas como Altos- Hornos y Echevarría. Peligra la estabilidad de General Eléctrica, Papelera Española, Firestone, Nervacero y Stein y Errube.

La mayoría de las empresa s vizcaínas, según los expertos, están trabajando hoy a menos del 50 % de su capacidad.

Según un informe de coyuntura industrial de Vizcaya, de agosto de 1977, que ha hecho público la Cámara de Comercio, Industria y Navegación, en Vizcaya los bienes de inversión son los más afectados por la crisis, colocándose las carteras de pedidos en el 11 % de los casos en situación «inferior a lo normal». La tendencia de la producción es en un 80 % de los,casos desfavorable.

En el capítulo de bienes intermedios, la situación es sólo algo mejor, aunque en el 90 % de los casos la cartera de pedidos es inferior a lo normal.

En el apartado de bienes de consumo el panorama es más esperanzador. Son en un 50 % de casos los pedidos inferiores a lo normal.

Guipúzcoa no invierte

Por lo que se refiere a Guipúzcoa (265.690 personas de población activa), según un estu.dio realizado por Adegui (Asociación Democrática de Empresarios de Guipúzcoa), la situación económica es también delicada.

Se calcula que al menos el 63 % de las empresas guipuzcoanas han visto descender su rentabilidad en lo que va de año. Deellas, el 30 % no ha invertido nada en los últimos dos años. Otro datos« Ífi Ívo revela que el 50 % de

igni icatl empresarios consultados no piensa invertir a corto plazo, mientras que otro 21 % duda en hacerlo.

Las encuestas indican que el 48,44 % de las empresas estarían dispuestas a reducir plantillas, mientras que el 43,2 % de ellas no han realizado inversiones durante el presente año.En otro orden de cosas, el 35 % de empresarios guipuzcoanos han disminuido sus plantillas en los dos últimos años, y son las perspectivas aún más oscurás, dado que el 48 % de las empresas reducirán aún más sus plantillas, en tanto que sólo el 42 % las mantendrá.

En Guipúzcoa, donde el 73,44 % de empresas tienen una intensa dependencia bancaria, los sectores más afectados en la actualidad son la fundición, forja y calderería. En la actualidad los expedientes de crisis (más de treinta) afectan a alrededor de 4.000 trabajadores.

Falta de tesorería en Navarra

En Navarra (con 125.912 asalariados), la situación económica ha empeorado sensible mente.en el tercer irimestre de este año, según se desprende de un estudio realizado por la Cámara de Comercio de aquella provincia, El dato más significativo es el descenso en cinco puntos del coeficiente de utilización media de la capacidad productiva, que se sitúa en la cota del 71 %. Se dan cifras, de menos empleo técnico en al-imentación (60 %), papel y artes gráficas (63 %), y madera (68 %).

Las dificultades de tesorería

afectan en la actualidad a más del 25 % del conjunto industrial, con disminución de la producción en el 69 %.

Del total de empresas navarras encuestadas-fundamentalmente las más importantes de cada ramo-, el 61 % afirma tener sus carteras de pedidos por «debajo de lo normal». El 47 % de los empresarios encuestados opinan que la situación económica empeorará, y solamente el 25 % de ellos confía en aumentar las inversiones.

Alava ve peligrar en estos momentos tres de los pilares más importantes de su industria: tektil, madera (corcho y mueble) y papel, con grados de infrautilización de la capacidad productiva del 46 % al 45 %. La causa de esta reducción del nivel de utilización se debe fundamentalmente a la debilidad de pedidos y la subida del precio de las materias primas.

Hasta finales del mes de octubre, en la Delegación de Trabajo de Alava, se habían presentado más de cien expedientes de crisis, que afectan a más de 3.500 trabajadores- El número oficial de parados es de 2.687, aunque informaciones oficiosas colocan la cifra en 4.000.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de noviembre de 1977

Más información

  • Con unas previsiones del 13 % para el próximo mes de abril