Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Homenaje al nacionalista gallego Moncho Reboiras

Ayer se cumplió el segundo aniversario de la muerte del nacionalista gallego Moncho Reboiras que fue abatido a tiros por la policía el 12 de agosto de 1975 en una calle de El Ferrol. Con tal motivo la Unión do Pobo Galego, partido en el que militaba Reboiras y del que era dirigente, celebró ayer un homenaje en el cementerio de Imo, parroquia próxima a Padrón (La Coruña) donde reposan sus restos.Moncho Reboiras era uno de los responsables de la vía armada que trató de llevar a cabo la UPG en el verano de 1975. ETA le prestó colaboración y envió incluso a Galicia a sus militantes Emilio Goitia e Iñaki Villanueva que fueron detenidos dos días antes de la muerte de Reboiras con otros dos militantes de la UPG en Guntín (Lugo). El cerco a que sometió la policía a la UPG a raíz de estas detenciones cuando Franco y todo su Gobierno estaban precisamente en La Coruña fue enorme y se produjo una práctica desarticulación del partido, algunos de cuyos dirigentes tuvieron que refugiarse entonces en Portugal, entre ellos la actual secretaria general de la UPG, Elvira Souto.

Meses más tarde el partido se reorganizó abandonando momentaneamente la lucha armada y evolucionando hacia prácticas políticas clásicas que ocasionaron una escisión en su seno encabezada por el escritor Xosé Luis Méndez Ferrín. En la actualidad la figura de Reboiras aparece reivindicada tanto por la UPG de Elvira Souto como por la de Ferrín. La primera fue quien desplegó medios más notables para conmemorar su muerte ya que llevó a cabo una basta campaña de propaganda en toda Galicia a través de numerosos carteles que contenían el retrato de quien considera hoy uno de sus héroes caídos. En la calle Ferrolana, donde cayó muerto, se depositaron ayer numerosos ramos de rosas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de agosto de 1977

Más información

  • Muerto por disparos de la policía en 1975