Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Begin, un sionista intransigente

Menahem Begin, político de 63 años de edad, ha conseguido la victoria en Israel tras haber fallado en ocho elecciones anteriores. Este gentleman con maneras de aristócrata polaco, fue dirigente del movimiento terrorista Irgun, que luchó por la independencia de Israel hace veintinueve años.Begin está considerado como un teórico riguroso, aunque algunos de sus correligionarios del Likud han manifestado impaciencia ante su retórica florida y consideran obsesivos sus puntos de vista sobre los territorios ocupados a raíz de la «guerra de los seis días».

Hasta ahora, Begin se ha mostrado intransigente en lo que se refiere a las negociaciones con los estados árabes y los palestinos. Ha manifestado que «no existen territorios ocupados por Israel, sino territorios liberados». Según afirma, cualquier diálogo con estos debe tener como puntos de partida que las fronteras surgidas de la guerra de 1967 sólo pueden ser ajustadas «moderadamente», así como que los árabes residentes en dichos territorios deben integrarse como ciudadanos israelíes.

Begin nació en Brest-Litovsk, y cursó estudios en la Escuela Hebrea y la Universidad de Varsovia. En 1939 fundó en Polonia el Joven Movimiento Sionista. Fue detenido e internado en un campo de concentración en Siberia durante los años 1940-41. Un año después se trasladó a Israel. En 1947, rechazó el plan de partición de Palestina aprobado por las Naciones Unidas, y que preconizaba el establecimiento de dos Estados, uno árabe y otro judío. Begin, abogaba por un Estado israelí sobre ambas orillas del Jordán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 1977