Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Velada amenaza de la URSS a China

El diario Pravda acaba de publicar un comentario en el que, vela damente, se amenaza a la República Popular China con una guerra nuclear. El artículo, firmado Con el seudónimo «I. Alexandorv», bajo el que se esconde el propio Brejnev o alguien muy próximo a él insiste en considerar a Pekín como «provocador de una nueva guerra mundial» so pretexto de antisovietismo, fiado en la enorme población china.

«Este factor -observa Pravda- lleva al Gobierno de Pekín al convencimiento de poder superar un ataque nuclear. Sin embargo, si se produjese un incendio termonuclear, en proporción a las provocaciones maoi`stas, todos los pueblos de la tierra quedarían sumidos en la mayor de las miserias, de lo cual no se exceptuaría el pueblo chino.»Según Pravda, China es «el único país del mundo en el que sus círculos oficiales actúan como apologistas descarados de una guerra mundial». En el artículo se incluve una alusión al «expansionamiento chino en el Tercer Mundo, aunque sin establecer comparaciones entre la ayuda que prestan Pekín y Moscú a los países menos prósperos de la tierra.

Llamamiento de China a Washington

Por su parte, China hizo ayer un llamamiento a Estados Unidos y a la Unión Soviética en pro de que abandonen «su creencia ciega en las armas nucleares».

El órgano oficial del Partido Comunista Chino, Diario del Pueblo, expresó ayer en un artículo que China dispone de algunas bombas atómicas para su defensa nacional, pero «estamos firmemente convencidos de que las armas son un importante factor en la guerra, aunque no el factor decisivo: el verdaderamente decisivo -añade- es el pueblo».

La agencia nacional china de noticias recoge, por su lado, una declaración del presidente Hua Kuo-feng, según la cual China debe «estar definitivamente preparada para la guerra», y otra del vice presidente del comité central del partido, Y en Chien-ying, en la que se afirma que esa guerra será de«enormes dimensiones» y «estallará en fechas próximas».

Los medios de prensa chinos responden también a la amenaza de la Unión Soviética. «Los revisionistas soviéticos -dice el Diario del Pueblo- no han cesado nunca de amenazarnos con sus bombas atómicas, pero los chinos, que es tamos vigorizados por la llama de la revolución, no nos acobardamos. China -concluye- sigue actuando de acuerdo con las en señanzas de Mao para estar preparados ante una guerra.»

Refuerzo del Pacto de Varsovia

Entretanto, el mariscal Viktor Kulikov, comandante en jefe de las fuerzas del Pacto de Varsovia, acusó ayer a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) de «intensificar la carrera armamentista» y de «agravar» así la «situación internacional».

En un artículo publicado en la revista Krasnaya Svesda, órgano del ejército soviético, Kulikov advierte que el Pacto de Varsovia se «dedica invariablemente a reforzar su capacidad de defensa».

El mariscal soviético, que escribió su artículo con motivo del 22 aniversario del Pacto de Varsovia, expresa también que los «enemigos de la distensión» tratan de «agravar la situación internacional». Afirma finalmente que en los «países imperialistas aumentan los preparativos militares» y que el «imperialismo norteamericano da el tono a todo esto».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1977

Más información

  • Con una guerra nuclear