Martín Luis Guzmán y la revolución mexicana

Con Martín Luis Guzmán ha desaparecido un testigo y un cronista de la revolución mexicana. Había nacido en 1887 en Chihuahua, y acaba de fallecer en la capital mexicana. En las obras que le dieron fama, El águila y la serpiente, La sombra del caudillo, publicada la primera en 1928 y la segunda al año siguiente (reeditada en Madrid por Aguilar dos años después) se divulgaron hechos y hombres de la revolución, en paralelo con Los de abajo, que si bien se escribiera diez años antes, sólo por estas fechas alcanzó su fama y difusión.Participante en la revolución (fue uno de los jóvenes que formaron en el renovador y trascendental Ateneo de la Juventud), se unió con entusiasmo al movimiento maderista frente a la dictadura de Porfirio Díaz, formó luego en las filas villistas hasta la derrota del jefe de la División del Norte por el general Obregón. Apartado de la lucha, y residente en Estados Unidos, publica La querella de México (1915). Posteriormente residió largo tiempo en España, donde hizo una intensa vida periodística y política. Puede recordarse la anécdota de que fue la persona que el 14 de abril de 1931 llegó a la Granja del Henar diciendo haber visto una bandera republicana ondeando en el Palacio de Comunicaciones, con lo que el café se vació de tertulias y se inició el movimiento popular en las calles.

En el periódico El Sol llegó a ser editorialista y gerente en los días de influencia dé Manuel Azaña -del que fue gran amigo-. Publicó también en ese tiempo una de aquellas atrayentes y serias biografías de la colección de vidas españolas e hispanoamericanas del siglo XIX, Mina el mozo.

Vuelto a México, en 104 se ocupó hasta el último día -la muerte le sorprendió en su mesa de trabajo- en tareas literarias y funciones de Gobierno. Participó en la famosa revista Romance, lazo de unión entre mexicanos y exiliados, y publicó una extensa Memoria de Pancho Villa, donde pretendía dotar de alcance político a las hazañas casi míticas de Doroteo Arango. Poseía el Premio Nacional de Artes y Ciencias, que le fue otorgado en 1958.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS