Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente

Christian Barnard,

famoso cirujano sudafricano, pasó una noche en Madrid en compañía de su esposa, Bárbara. El matrimonio regresaba a su país procedente de Holanda. Además de asistir al programa de televisión Fiesta, cenó en un conocido restaurante madrileño en compañía de un nutrido grupo de amigos de los embajadores de Filipinas en España, señores de Stilianopoulos, en cena de despedida ante su inminente traslado a Gran Bretaña. Preguntado, entre otras cosas, sobre la eutanasia, respondió que «todo lo que sea prolongar la vida para prolongar el sufrimiento sin esperanzas, es inútil».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 1977