Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Se resucita el folklore para aburguesarlo"

Julia León, libre de toda militancia

Que Julia León, una de las voces veteranas de Canción del pueblo, resida, desde hace cuatro años, en Barcelona podría parecer una forma leve de exilio cultural, formación de una quinta columna de la canción castellana en el País Catalán o una simple circunstancia personal.

Julia León explica a EL PAIS «Me vine a Barcelona por razones de trabajo. No podía vivir de la canción y buscaba un empleo de secretario o algo así. Me dijeron los amigos que aquí tendría más oportunidades.» «La verdad es que no me siento avanzadilla de la canción castellana, sino más bien, como algo en el exilio. La sociedad catalana me hace recordar constantemente que no soy de aquí.»

Pero esta especie de destierro catalán no perjudica la vida profesional de Julia León, que recorre los pueblos de Castilla, Andalucía . y Aragón cantando, siempre que la autoridad correspondiente lo permita. En su agenda de actuaciones hay muchas fechas tachadas: recitales suspendidos o no autorizados.

No estoy en ningún partido

Tal vez, por contraste con su hermana Rosa, la imagen que ofrece Julia León no parece políticarnente muy definida. «Pienso que la gente que trabaja en el arte y en la cultura debe funcionar con la mayor independencia posible de los partidos. Esto no excluye que pertenezcan a uno de ellos. Pero es difícil no dejarse mediatizar, y muchos artistas no llevan bien su militancia política. Por mi parte, intento ser sincera conmigo misma y con mi trabajo. No estoy en ningún partido, aunque en algunos momentos esa independencia resulta muy dura. Te sientes impotente.»

-¿Tampoco está en ningún grupo feminista?

-Se ha dicho que soy una feminista independiente. Creo que es una buena respuesta. Algunas de mis canciones aluden a las reivindicaciones feministas, corno esa que se titula Margarita, no seas puta y vuelve a casa, papá te perdona: Romance. Pero no pertenezco a ninguna organización feminista, aunque estuve muy metida en el movimiento cuando empezaba a surgir en Madrid.

Defender la estética popular

-¿Qué papel cree que deberá cumplir la canción popular en una futura situación democrática? -Cuando las clases populares lleguen a tener sus propios representantes, la canción foIk dejará de ser la única manera de expresión política. Entonces el papel de los cantautores será defender la cultura y la estética popular de los atentados que recibe por parte de una serie de cantantes -estoy ahora pensando en Joaquín Díaz- que resucitan el folklore para adaptarlo a la estética burguesa. En el fondo

Siguen sintiendo vergüenza del pueblo y afinan su lenguaje hasta hacerloy desvirtuarlo.

Por otra parte habrá que favorecer la evolución, del folklore, que está todavía igual que en el siglo XIX. De las canciones de siega hemos pasado a la radio y a los Beatles, cuando el pueblo debería haber podido cantar canciones de máquinas; de segadoras, por ejeffiplo. El pasado es un referente, pero no una realidad. Hay que enriquecer el folklore con nuevos contenidos y seguir recuperando lo que de él vive todavía: unas formas de expresión y sensibilidad a las que no hay por que renunciar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de febrero de 1977