Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Intento de negociaciones en el secuestro del señor Oriol

Los abogados Castells, Aguirre, Berzosa y Ferrando, claves en la negociación

La agencia France Presse, en su sede de París, serviría de intermediario entre los secuestradores del señor Oriol y los abogados españoles aceptados por el Gobierno para intentar la liberación del señor Oriol, según explicó ayer Europa Press, citando al director de la agencia francesa en Madrid, François Pelou, como autentificador de la noticia. Posteriormente, un portavoz de la agencia francesa, a través de Cifra, desmintió la participación de France Presse en el asunto. Dos de los abogados que intervienen en la mediación, los señores Castells y Berzosa, eran esperados a las diez y media de la noche en el aeropuerto de Orly, en París, procedentes de Madrid, de donde salieron en un avión especial.

El Gobierno aceptó que la negociación se dejara en manos de otro s abogados diferentes del que designó en principio, más conocedores de casos judiciales relacionados con el PCE (r) y GRAPO; los letrados señores Castells, Aguirre, Ferrando y Berzosa, pertenecientes a un despacho colectivo en la calle de Vallehermoso, asumieron desde el principio, sin ninguna dificultad, su posible intervención en el asunto.El director de EL PAIS recibió en la mañana del martes la visita de dos de los citados abogados, los señores Castells y Aguirre, que recibieron la conformidad del periódico para permanecer en nuestras dependencias y responder a la primera llamada que se produjera en torno al secuestro, para poder transmitir a los secuestradores la voluntad negociadora del Gobierno. Los letrados, que estuvieron durante más de ocho horas del martes en la redacción de EL PAIS, lograron hablar con los comunicantes de los GRAPO y tuvieron tiempo de decirles las siguientes frases: «Somos un grupo de abogados, incluidos los de Vallehermoso. Queremos negociar en nombre del Gobierno.» No hubo respuesta a esta comunicación.

Desde la propia redacción del periódico, mientras tanto, los letrados Castells y Aguirre realizaban gestiones paralelas. Según parece, los abogados habían conseguido los correspondientes permisos para el traslado a Madrid, desde La Coruña, de Juan Carlos Delgado de Codes, citado en la nota de los GRAPO, para entablar a su través, contactos con los secuestradores.

También insistieron los abogados, al final de la noche, en que este periódico publicará el miércoles una nota en la que se señalara que habían cesado los excarcelamientos de supuestos militantes del PCE (r) y del GRAPO. Según los señores Castells y Aguirre, los miembros del comando secuestrador de Antonio María de Oriol habían tenido noticias de interrogatorios en la Dirección General de Seguridad de sus compañeros del PCE (r) y esto podía poner en peligro la negociación.

Asimismo, los abogados confiaban en poder contactar en París con dos miembros de los GRAPO exiliados en la capital francesa. Se preparó un urgente viaje de uno de los componentes del despacho de abogados, concretamente del señor Ferrando que incluso se desplazó a EL PAIS con el equipaje correspondiente para recibir aquí las últimas instrucciones de sus compañeros, señores Castells y Aguirre. El viaje, por razones que desconocemos, no llegó a realizarse.

Después de la estancia en EL PAIS de estos abogados durante la tarde y parte de la noche del martes, no volvieron a aparecer en la redacción del periódico, aunque se mantenían contactos frecuentes con ellos, a través del teléfono. En todas las conversaciones los abogados se manifestaban pesimistas sobre la marcha de las negociaciones y expresaban su impotencia material de conseguir contactos válidos con los secuestradores

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 1976

Más información

  • Fueron contactados, en nombre del Gobierno